También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Los casos sin resolver en España en 2017

Repasamos los principales casos que siguen sin resolverse en España

Los casos sin resolver en España en 2017
 

El asesinato de una joven pareja en el pantano de Susqueda sigue siendo la principal incógnita para los cuerpos y fuerzas de seguridad españoles. El caso, que investigan los Mossos d'Esquadra, sigue sin tener un sospechoso y la investigación plantea varias incógnitas.

El pasado 24 de agosto, Paula y Marc, de 21 y 23 años y vecinos de la comarca del Maresme, en Barcelona, decidieron hacer una excursión al pantano de Susqueda, en Gerona. Allí tenían pensado acampar y practicar piragüismo. Una escapada romántica que acabó con el peor desenlace. 

El viernes uno de los vecinos de la zona escuchó tres disparos, un grito y un cuarto tiro. Algo que, según declaró días después ante los Mossos, le sorprendió, al no ser temporada de caza.

Al día siguiente, las familias de la pareja presentaron sendas denuncias por la desaparición de los chicos. Ese mismo día, tres amigos que se estaban bañando en el pantano encontraron el kayak de los jóvenes flotando a la deriva. Estaba rajado y habían puesto en él tres o cuatro piedras para intentar que se hundiera. 

En algún momento del viernes, Marc y Paula fueron asesinados en el entorno del pantano de Susqueda. Sus cuerpos fueron arrojados al agua, además de su coche y el kayak en el que iban a practicar piragüismo.

El día 28, los investigadores que trabajaban en la zona encontraron en el fondo el embalse el coche que Paula y Marc habían utilizado para llegar a la zona. Según indicó el entonces conseller de Interior, el vehículo había sido empujado al agua voluntariamente. 

A finales de septiembre, casi un mes después de la desaparición, los cadáveres de dos jóvenes fueron hallados por los Mossos d'Esquadra en el pantano de Susqueda.

Los cuerpos estaban desnudos y presentaban signos de violencia. El cuerpo de Paula presentaba una herida de bala en la cabeza. El de Marc tenía varios golpes de origen indeterminado en el pecho y un disparo en la espalda. Al chico le colgaron su mochila llena de piedras a la espalda.

En algún momento del viernes, Marc y Paula fueron asesinados en el entorno del pantano de Susqueda. Sus cuerpos fueron arrojados al agua, además de su coche y el kayak en el que iban a practicar piragüismo. No se sabe quién lo hizo ni por qué dos jóvenes inofensivos que pasaban unos días en la zona acabaron asesinados. Tampoco se ha encontrado el arma con el que los mataron. 

ctv-ehs-lisvette

Lisvette, la adolescente dominicana asesinada en Tetuán

El miércoles 1 de noviembre los familiares de Lisvette, de 16 años, se encontró a la chica muerta sobre su cama. El cuerpo de la joven estaba desnudo, y presentaba signos de violencia en la cara. En la casa se encontraba además un inquilino al que la familia tenía realquilada una de las habitaciones de la vivienda, aunque los investigadores descartaron que estuviera vinculado con el crimen.

La puerta de la casa no había sido forzada, por lo que se cree que la víctima conocía a su asesino y lo dejó entrar a la casa voluntariamente.

La autopsia descartó que Lisvette fuera violada, aunque había mantenido relaciones sexuales poco antes de morir. La adolescente fue golpeada varias veces con un objeto contundente en la cabeza, lo que le causó la muerte. La puerta de la casa no había sido forzada, por lo que se cree que la víctima conocía a su asesino y lo dejó entrar a la casa voluntariamente.

La joven acababa de romper una relación con un chico mayor de edad que la maltrataba y que tenía antecedentes de violencia de género con otra mujer. El móvil de la víctima, que fue encontrado por la Policía cerca de la vivienda, está siendo analizado por los investigadores y podría arrojar más pistas sobre el caso.

Además de estos dos casos, son varias las investigaciones abiertas que han sufrido cambios este 2017:

Detenido el principal sospechoso de la desaparición de Diana Quer

La desaparición de Diana Quer

La última gran noticia en la crónica de sucesos de este 2017 ha sido la detención de un individuo que podría estar relacionado con la desaparición de Diana Quer

El hombre, conocido como 'El chicle', ha sido detenido en relación con otro crimen. Se le acusa de intentar secuestrar y agredir sexuelmente a otra chica en Boiro, a apenas 14 kilómetros de donde desapareció Diana el 22 de agosto de 2016. Este individuo, que tiene antecedentes por tráfico de drogas y fue acusado de otros delitos sexuales, ya fue investigado en su día por la desaparición de la joven madrileña, pero se descartó su implicación gracias a la coartada que confirmó su mujer. Ahora, esa mujer también ha sido detenida por este nuevo crimen, lo que pone en duda su testimonio previo.

La investigación de la desaparición de Diana había sido archivada el pasado mes de abril ante la falta de avances, pero esta detención podría reabrir el caso y esclarecer de una vez por todas qué pasó con Diana.

Yéremi Vargas

La desaparición de Yéremi Vargas

El caso de Yéremi Vargas, uno de los casos sin resolver más mediáticos de los últimos años, sufrió un vuelco a finales de 2016, cuando Antonio Ojeda, conocido como 'El Rubio', y que cumple condena por el secuestro y la violación de otro menor en 2012, fue detenido por la desaparición de Yéremi. Al parecer, habría confesado este crimen a un compañero de celda.

Pero a finales de octubre de este 2017, la causa contra Antonio Ojeda fue archivada, al concluir el juez que no había indicios sólidos de su vinculación con la desaparición del niño canario. Así pues, casi 11 años después, sigue siendo un misterio qué pasó con Yéremi.

Lo más visto