También en directo
Ahora en vídeo
SOCIEDAD | Informe PISA

Los alumnos españoles suspenden en economía doméstica

España vuelve a estar por debajo de la media europea. Los jóvenes no saben las consecuencias financieras de comprarse una videoconsola o una moto. La mayoría de centros no imparte este tipo de asignaturas y los profesores tampoco están preparados.

De 

Los alumnos españoles de 15 años están entre los últimos de los países de la OCDE en conocimientos financieros, según un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico en el que participan trece de sus países miembros y otras cinco economías asociadas.España logró 484 puntos, por debajo de los 500 puntos de media del conjunto de los países de la OCDE analizados y a una amplia distancia de la ciudad china de Shanghái, invitada al estudio y líder del ránking, con 603 puntos.El estudio, que analizó en total a unos 29.000 alumnos, tuvo en cuenta su conocimiento de la gestión de cuentas y tarjetas bancarias, la planificación de sus finanzas, la comprensión de los riesgos, intereses o impuestos, y de sus derechos y deberes como consumidores."Uno de cada seis alumnos españoles(...) no alcanza el nivel básico de rendimiento en competencia financiera", es decir, el 16,5 por ciento de los estudiantes analizados, frente al 15,3 % de media del resto de países estudiados, señala el informe a partir de datos de 2012.Ello indica que, como mucho, los estudiantes son capaces de "reconocer la diferencia entre lo que se necesita y lo que se quiere, de tomar decisiones sencillas sobre gasto cotidiano y de reconocer para qué sirven documentos financieros corrientes, como una factura", precisa el primer estudio PISA en competencias financieras.Y arroja que solo el 3,8 % de los alumnos españoles alcanza el nivel de excelencia, frente al 9,7 % de media en la OCDE.El informe muestra, además, que el grado en que "los alumnos han adquirido el conocimiento, la comprensión y las destrezas necesarias para dar con éxito el paso de la vida escolar a la universidad, la empresa o el mundo laboral".España, con 484 puntos, se sitúa por detrás de Bélgica (541), Estonia (529), Australia (526), Nueva Zelanda (520), República Checa (513), Polonia (510), Estados Unidos (492), Francia (486) y Eslovenia (485).Y por delante de Israel (476), República Eslovaca (470) e Italia (466), todos ellos miembros de la OCDE.El estudio incluye también a Estados o regiones que no forman parte de esa organización, conocida como el "club de los países ricos", de los que aventajan a España la ciudad china de Shanghai (603 puntos), Letonia (501) y la Rusia (486) mientras que quedan por detrás Croacia (480) y Colombia (379).A partir de esos valores, la OCDE concluye que "el rendimiento medio en España no es significativamente distinto del de Croacia, Francia, Israel, Rusia, Eslovenia y Estados Unidos"."En general, comparando sus resultados en finanzas y en matemáticas, los alumnos españoles rinden como era de esperar. Sin embargo, los mejores en matemáticas y en lectura no rinden en competencia financiera tan bien como se esperaría", arroja el estudio.Por sexo, no existen diferencias significativas en conocimientos, aunque "hay más chicos que chicas en el nivel superior", agregan los autores, que detectan que un 15 % de la variación en competencia financiera "se asocia con el origen socio-económico, porcentaje similar al de la OCDE"."Los alumnos españoles con al menos uno de los padres con profesión cualificada puntúan mejor en financiera -en 52 puntos- que aquellos cuyos padres tienen menor cualificación profesional", añade el informe.Sus autores detectan otra brecha vinculada al lugar de nacimiento de los estudiantes ya que "los alumnos inmigrantes obtienen 35 puntos menos que los nativos de origen socio-económico parecido".Otro dato a destacar es que el 59 % de los colegiales españoles tienen una cuenta bancaria y ese segmento obtiene una mejor puntuación, aunque su efecto se corrige "una vez se tienen en cuenta el origen socio-económico".Mientras la mayoría de los estudiantes de 15 años reciben dinero como regalo de sus parientes y amigos (83 % frente al 84 % de media de la OCDE), muy pocos ganan dinero por otras vías, como trabajar fuera del horario escolar (20 % en España y 41 % en los países de la OCDE), hacer tareas domésticas (30 % en España y 38 % en la OCDE) o recibir alguna asignación periódica sin hacer nada a cambio (37 % en España y 51 % en la OCDE).El estudio apunta que en el curso 2010/2011 se implementó en España un programa "piloto" sobre educación financiera en secundaria dirigido a niños de entre 14 y 15 años y que la reciente ley de educación LOMCE introduce la educación financiera tanto en primaria como en secundaria.

Lo más visto