También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Línea Editorial 01/07/2014

La libertad religiosa y sus límites

El Tribunal de Estrasburgo ha avalado la prohibición del uso del burka que decretó Francia. Nuestro Tribunal Supremo, ante una prohibición semejante,  establecida por el Ayuntamiento de Lérida, aseguró que no era ilegal cubrirse por completo el velo. Estamos ante uno de los grandes problemas que se plantean en Europa. Lejos de haber desaparecido, como pronosticaban algunos, el fenómeno religioso cada vez ocupa más espacio en la vida pública de las sociedades postmodernas. La libertad religiosa es un derecho fundamental y esa libertad no solo consiste en el derecho al culto sino a expresar en el espacio común las propias creencias. Por eso no tiene sentido que se prohíba la exhibición de signos de una determinada confesión como ha hecho Francia. Otra cosa muy distinta es que la libertad religiosa no puede invocarse como un criterio de autoridad externo que no esté sometido a la racionalidad de la vida democrática y a otros derechos. La aportación religiosa a la vida común tiene que aceptar medirse con la razón y la naturaleza humana, como tantas veces señaló Benedicto XVI. En el caso del burka o del niqab hay razones de orden público y de garantía de la identidad que parecen aconsejar la prohibición. Otra cosa diferente es el hiyab que no cubre por completo el rostro. 

Lo más visto