También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
LÍNEA EDITORIAL

Lecciones de Centroeuropa

Mientras el Partido Socialista plantea en España denunciar los Acuerdos con la Santa Sede, sus homólogos alemanes defienden un diálogo «intensivo» con las comunidades religiosas, reconociendo que «enriquecen la vida social y transmiten valores que contribuyen a la cohesión social». El acuerdo de gran coalición no sólo reconoce la beneficiosa presencia del cristianismo en la sociedad y en la cultura alemanas, sino que además recoge la preocupación de muchos creyentes por la persecución contra los cristianos en muchos lugares del mundo. La CDU y el SPD ponen fin a un vergonzoso silencio en las cancillerías europeas, y sitúan este problema como una de las prioridades de la política exterior para el próximo cuatrienio. Alemania vuelve a ser un ejemplo en el que puede mirarse España, y no sólo por la capacidad de los dos grandes partidos de alcanzar acuerdos, sino por su concepción de la política, mucho más aseada, que no pretende ocupar el lugar de la sociedad civil. En ese sentido, hay que valorar también el acuerdo de «fortalecer el matrimonio y la familia. “Donde hay personas que asumen compromisos duraderos –dice el documento–, queremos apoyarles”. Modélico también resulta el acuerdo de gran coalición alcanzado en Austria, esta vez con los socialistas como primera fuerza. Destaca una reforma constitucional para incluir la prohibición de la eutanasia. La jerarquía eclesial abanderaba esta idea. Y en lugar de lanzar acusaciones de injerencia política, como hubiera hecho el laicismo ibérico, los dos grandes partidos han estudiado y acogido favorablemente la propuesta.

Lo más visto