También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Las renuncias a la herencia se triplican con la crisis

Una de cada diez herencias que se tramita en España es rechazada según los últimos datos, de 2016, del Consejo General del Notariado. Las renuncias se han triplicado con la crisis económica.

 José Luis Lledó, vicepresidente del Consejo General del Notariado y Decano del Colegio Notarial de Andalucía

Tags

Con la crisis lo de heredar se ha convertido en muchos casos en un regalo envenenado. En 2007 se renunció al 3,4% de los legados, 11.048 de 323.411. El año pasado hubo 384.633 herencias y se rechazaron 38.781, es decir el 10%. Con respecto a 2015 las negativas aumentaron un 3,1%. Con todo se trata del menor avance desde que se empezó a registrar esta estadística. Durante los peores años de la recesión era habitual ver tasas de incremento de dos dígitos.

El vicepresidente del Consejo General del Notariado y Decano del Colegio Notarial de Andalucía José Luis Lledó asegura a COPE que “no se puede homogeneizar y que no todas las renuncias son por los mismos motivos” pero sí deja claro que hay una razón que destaca por encima de todas, las deudas.  “La primera causa de renuncia es la herencia dañosa, contaminada por deudas superiores al bien que se recibe”, explica Lledó. Es un caso habitual en los últimos años, con la crisis, porque los inmuebles han bajado de valor. En este caso recomienda el llamado “beneficio de inventario”, que implica que nunca las deudas heredadas contaminen el patrimonio que ya tenía el heredero. 

El segundo motivo es la “renuncia técnica fiscal”, motivada por ejemplo por el elevado impuesto de Sucesiones que se paga en comunidades autónomas como Andalucía o Asturias. En Asturias se rechazaron el año pasado el 16% de las herencias que se tramitaron y en Andalucía, el 13,1%. Esos datos pueden avalar la hipótesis. Sin embargo La Rioja es la segunda región que registró más renuncias, el 14,5%, y tiene bonificado el impuesto. Lledó reconoce a COPE que en Sevilla se está produciendo una “cierta deslocalización” fiscal hacia Madrid. Dice que “no es un fraude sino una deslocalización amparada en la legalidad”. Recuerda que a un heredero con dos  o más hijos le puede convenir que el legado se reparta entre sus descendientes, lo que implica dividir la herencia y reducir la cuota a pagar en el impuesto de sucesiones.

Lledó apunta un tercer motivo de renuncia, la herencia donde hay muchos inmuebles pero no liquidez. En este caso propone una fórmula que supondría una reforma legal para permitir “negociar el pago en bienes”. “Ahora sólo lo admite la ley en bienes catalogados. Por ejemplo, se puede pagar con cuadros. Si la ley se modifica, se podría aceptar pagar los impuestos con parte de los bienes heredados, sería como una especie de dación en pago”, señala.

Lo más visto