También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TOROS | XV JORNADAS TAURINAS

Las promesas del escalafón, en Villaseca

Tercera charla de las XV Jornadas Taurinas de la localidad toledana de Villaseca de la Sagra que tuvieron este miércoles como protagonistas a cinco jóvenes matadores de toros.
Del Álamo, Fortes, Moral, Leal y Cerro durante el coloquio...
Del Álamo, Fortes, Moral, Leal y Cerro durante el coloquio en Villaseca de la Sagra (Toledo)

Bajo el título “La esperanza del presente” se celebró esta tercera mesa redonda en la que participaron los matadores de toros Pepe Moral, Juan del Álamo, Jiménez Fortes, Juan Leal y Rafael Cerro. “Realmente lo que mueve a un torero es la ilusión. La ilusión lo mueve todo, al espectador para ir a la plaza y al torero para crear arte y que en el ruedo haya espectáculo” declaraba el salmantino Juan del Álamo. Sentimiento que también reflejaba Pepe Moral: “El toreo para mi es lo más bonito del mundo. He estado cinco años sin torear y lo que me daba la ilusión de seguir cada día, ha sido el toro y lo que me ha dado, muchas sensaciones y grandes amigos”.Los toreros analizaron la situación en la que se encuentra el toreo. “Hay un sistema establecido en el que ciertos toreros se benefician. Los mismos empresarios son apoderados y ellos solos hacen 'su ensalada', no les interesa que entren nuevos valores” decía claramente Juan Leal. La desunión que existe entre los toreros acentúa que dicho sistema se mantenga, tal y como exponía Pepe Moral: “No damos la cara los unos por los otros. Debemos unirnos de verdad y a favor de la Fiesta. La unión hace la fuerza, pero aquí cada uno ve a su interés y no mira al de al lado”. En este sentido Jiménez Fortes era claro y a pesar de todo se mostraba positivo: “Creo que nosotros donde lo tenemos que arreglar es en la plaza. Hay una verdad absoluta que es el toro, que pone a cada uno en su sitio. Al final en el ruedo no aparece ningún empresario. Si en la plaza se marca la diferencia y se es capaz de llevar gente, puede cambiarse esto. Cada uno tiene que vivir su camino y al final el toro te da la oportunidad de cambiar la moneda. Al final, el que tiene cualidades y consigue esquivar todas las piedras, llega”. Algo que reafirmaba el francés Juan Leal: “Hay una selección natural del torero. Todos tenemos ilusión,  pero el que vale, vale y al final se abre hueco. Yo no conozco ningún figura que haya llegado arriba sin valer nada, ni nadie con todas las cualidades que esté en su casa. Lo que pasa es que hay que estar preparado para aprovechar oportunidades”. También Juan del Álamo, quien expresaba que “esa es la pureza del toreo y lo que no debe cambiar. Es una profesión difícil y muy competitiva, todos hemos tenido la oportunidad o la vamos a tener, y cuando llega hay que estar preparado para aprovecharla”.Tarde a tarde, ese es el camino. Aunque todos reconocen la importancia de Madrid. “De novillero me pusieron y abrí la puerta grande. Esa temporada tenía hechas 94 novilladas. Toreé 67” recordaba Pepe Moral. Ya de matador de toros también ha marcado la carrera profesional de Juan del Álamo: “En Madrid he toreado cinco tardes y he cortado cinco orejas, una cada día. De no ser por Madrid, estos años de atrás no hubiese toreado en ferias de categoría. Creo que eso se lo debo a Madrid, me ha servido y ha relanzado mi carrera”. Es por eso que Juan Leal confesaba que no ha sido hasta este año cuando se ha planteado confirmar allí su doctorado, “a Madrid hay que ir cuando estás preparado” concluía el francés.Al finalizar la mesa redonda los toreros recibieron unos trofeos de manos del alcalde Jesús Hijosa.

Lo más visto