También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Madrugada.Lunes 4 de febrero de 2013.

Las lecciones morales de Rubalcaba

Cada vez que Alfredo Pérez Rubalcaba sale a la escena pública a dar lecciones de moralidad y a pedir dimisiones en el Partido Popular por presuntos casos de corrupción, es inevitable que a mucha gente se le venga a la cabeza la imagen del pirómano tratando de apagar el fuego. Rubalcaba ha estado en el poder durante muchos años, pero poder y autoridad no son la misma cosa. Basta echar un vistazo al pasado reciente y observar el historial tan poco edificante del PSOE en lo que a corrupción se refiere. Por eso, es una vez más sorprendente el espectáculo que Alfredo Pérez Rubalcaba ha dado este domingo, con una declaración institucional en la que ha acusado directamente a Mariano Rajoy de agravar una crisis de moral pública y le ha pedido que dimita porque no puede dirigir el país en un momento tan delicado como éste. Rubalcaba no es ajeno a ese momento tan delicado del que habla. La corrupción no entiende de siglas y el PSOE lo sabe bien. Por eso, en lugar de contribuir a enlodazarlo todo todavía más, debería sumarse al primer paso dado por el presidente Rajoy, coger la mano tendida, y ayudar al PP a actuar con la contundencia, la celeridad y la ejemplaridad que ha prometido. El PSOE tiene la grave responsabilidad de hacer verdadera y leal oposición. Nada más dañino que embarcarse ahora en un ejercicio de agitación y propaganda, con el que se termine por extender la idea entre los ciudadanos de que la Política no merece la pena y de que todos los políticos son unos corruptos. Lo que necesitamos son precisamente políticos que sepan estar a la altura de las circunstancias y que también con sus declaraciones contribuyan a emprender de una vez el camino de la regeneración moral de la vida pública que España tanto necesita.

Lo más visto