También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
SOCIEDAD | Diez años después

Las colillas que resolvieron el crimen

El ADN de unas colillas ha sido decisivo a la hora de esclarecer un crimen que se cometió hace diez años en la localidad barcelonesa de Gavá.

El ADN de unas colillas ha sido decisivo a la hora de esclarecer un crimen que se cometió hace diez años en la localidad barcelonesa de Gavá. La Policía Nacional ha detenido a tres supuestos sicarios acusados de un crimen resuelto gracias al perfil genético obtenido con las huellas dactilares, el ADN de las colillas y las uñas de la víctima.La Policía informa, en un comunicado, que los tres supuestos autores del crimen, de origen rumano y residentes en Francia y Alemania, han podido ser identificados diez años después, tras una compleja investigación, tras obtener sus perfiles genéticos a partir de las huellas y los restos de ADN analizados.El crimen ahora esclarecido ocurrió entre el 2 y 3 de mayo de 2002, cuando un hombre de origen marroquí y pasaporte español falleció en un apartamento semiabandonado de Gavà, tras ser atado de manos y torturado por los tres supuestos sicarios, que no contaban con antecedentes en España.Los agentes recogieron en la escena del crimen un gran número de pruebas, como huellas dactilares en colillas, vasos, tazas de café, cristales de cuadros, así como restos biológicos en las uñas del fallecido.El perfil biológico obtenido no encajó con el de ninguna persona fichada por la Policía en España, si bien los investigadores remitieron los resultados a la policía francesa, ya que vecinos de la víctima habían observado la presencia de un vehículo con matrícula gala circulando por la zona el día de los hechos.Años después, en mayo de 2012, la policía francesa identificó el perfil genético de uno de los sospechosos, un varón de 34 años y de origen rumano que cumplía condena -fue condenado a prisión hasta mayo de 2015- en una cárcel de Francia.Tras nuevas pesquisas, la policía francesa identificó a los otros dos supuestos sicarios, de nacionalidad rumana y de 32 y 33 años, cuyas huellas también se habían encontrado en la escena del crimen.Uno de ellos estaba cumpliendo condena -sentenciado hasta julio de 2017- en una prisión francesa por delitos violentos, mientras que el otro se encontraba en libertad tras haber pasado ocho años en una prisión francesa y fue localizado en Alemania.Tras la identificación, la policía solicitó tres órdenes europeas de detención y entrega, que han facilitado el traslado a España de los tres supuestos autores del crimen, que fueron arrestados a su llegada en los aeropuertos de Barcelona y de Madrid.El primero de los sicarios identificados ha regresado a Francia para que acabe de cumplir su condena, mientras que los otros dos permanecen ingresados en una prisión de Barcelona, a instancias del juzgado de instrucción de Gavà.

Lo más visto