También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Las causas de la barbarie en Irak

  • cope.es
  • cope.es

Hace unos días, la Organización de Cooperación Islámica (OCI), emitió un comunicado en el que afirmaba que las atrocidades cometidas por los “yihadistas” en Irak no tenían nada que ver con el Islam. Era la primera vez que esta organización, que agrupa a los jefes de Estado de todos los países musulmanes, se pronunciaba en contra de las practicas llevadas a cabo por el  nuevo Califato proclamado en el norte de Irak. En las ciudades ocupadas, estos asesinos se dedican, desde hace semanas, a decapitar y crucificar cristianos y yasidíes, violar a las mujeres, ocupar sus viviendas y dinamitar iglesias. La condena de esta barbarie, sin embargo, no ha dejado de poco más que un gesto de cortesía de la OCI hacia los países occidentales, en la medida que de las palabras no se ha pasado a ninguna acción práctica, como puede ser una predicación sistemática en todas las mezquitas del mundo en contra del yihadismo como practica habitual basada en el Corán.Más aún, en buena parte de esas mezquitas, sobre todo en las del Cercano Oriente y parte de África, proliferan los imanes y predicadores que fomentan el odio a todo lo que es occidental. Se ha propiciado así la emergencia de las franquicias inspiradas en “Al Qaida” o sectas como Boko Haran en Nigeria o Hamas en Palestina. Ayer, cuando llegaba a Bagdad el cardenal Filoni como enviado especial del Papa, la Santa Sede publicó un comunicado en el que, recordando recientes palabras de Francisco, reitera que ninguna causa, y mucho menos religiosa, puede justificar una barbarie como la que se está cometiendo día a día en Irak. Al mismo tiempo, instaba a todos los responsables religiosos a condenar sin ambigüedad alguna estos crímenes y, sobre todo, el castigo que espera a quienes los cometen. Lo cierto es que mientras no haya un cambio radical en la enseñanza y predicación del Corán como instrumento de paz y coexistencia, seguirán las atrocidades como las que vemos casi en directo estos días en Irak.