También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Reportaje COPE

Las caras ocultas del maltrato infantil

A pesar de que saltan las noticias relacionadas con el maltrato infantil cada vez más frecuentemente, no existe ningún registro oficial que tenga una trayectoria y que permita hacer un análisis del problema. ¿Tenemos la sensación de que hay más casos? Pues sólo es una sensación.

 Así lo asegura  Ana Sastre, Directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de la ONG Save the children.  “Los datos que se recogen son de expedientes abiertos relacionados con alguna medida de protección y eso solo no atañe a violencia. No hay una recogida de datos que permita hacer un seguimiento en el tiempo y por lo tanto un análisis.” El RUMI  (Registro Unificado de Maltrato Infantil) que depende del ministerio de Sanidad y Servicios Sociales e Igualdad ha registrado en el 2012  9000 notificaciones, pero según esta ONG la mayoría de los casos permanecen ocultos.  Sastre no cree que haya  un repunte de la violencia contra la infancia, “lo que hay es mayor visibilidad del problema, una vez que tengamos esa conciencia como con la violencia de género se podrá analizar, de momento no es posible hacer ninguna valoración”. Es necesario que haya un observatorio de la violencia infantil con medios para poder actuar. Desde Save the children están trabajando para conseguir una Ley Integral para combatir la violencia contra los niños. Y parece que hay una voluntad política porque todos los grupos en el Congreso están apoyando en la Subcomisión de educación esta iniciativa. “Actualmente el sistema penal lo que hace es atender cuando el daño  ya está ocasionado y lo que hay que hacer es una ley integral de violencia contra la infancia para prevenir, que además  especifique medidas orientadas y que trabaje en la reparación del daño ocasionado” Necesitamos una ley que vaya más allá. Y es que el maltrato infantil, la violencia contra los niños tiene un antes y un después. En la Fundación Anar lo saben bien. A través de su teléfono de ayuda el último año han atendido más de 400.000 llamadas  más de 9.600 necesitaron una orientación especial y el maltrato físico es la segunda causa de las consultas o denuncias. “Nos empiezan a llamar cuando tienen problemas de relación con sus padres, o con otros adultos de su entorno entonces nosotros detectamos que el niño está viviendo situaciones de conflicto, y que acaban generando  en maltrato piscológico y después a un maltrato físico”. Quien nos cuenta su experiencia es Luisa Fernanda Yagüez, Psícólogo clínico y responsable de formación de los voluntarios de la Fundación ANAR.  La alarma salta cuando se ven casos concretos de maltrato con nombre y cara, cuando muere un niño.  Pero  a esto se llega dicen los expertos cuando el golpe,  el azote dado a tiempo se normaliza se pierde control sobre él, “se ha instalado el lenguaje del golpe como forma educativa, el niño aprende a relacionar el amor con la violencia, aprende a vincular en sus relaciones el uso de la fuerza para conseguir lo que quiere y cuando es adolescente reproduce estas situaciones y cuando sea mayor se convertirá probablemente en un maltratador.” Ana Sastre asegura que “algo esencial sería que se prohibiera, que se penalizara el uso del castigo físico, eso sin duda sería muy beneficioso para lanzar el mensaje que es intolerable, que ningún adulto utilice la violencia como forma equivocada en la educación en  un niño.”En la Fundación Anar reciben llamadas de niños desde 9  años que buscan que alguien escuche sus problemas, sus necesidades, hacen la llamada espontanea de petición de ayuda. “Por los niños- más pequeños- dice Yagüez- nos llaman los familiares, los profesores, los abuelos, los vecinos que oyen que está recibiendo alguna paliza. Insistimos que cualquier adulto que conozca esta situación lo debe denunciar”. Se puede denunciar ante los servicios sociales, ante la policía y con los teléfonos de la Fundación ANAR. Para los niños y adolescentes que puedan tomar la iniciativa está el 900202010 y si es un adulto el que puede denunciar alguna situación de riesgo es el 600505152.“Lo importante es que se involucren,  los niños son de todos y los tenemos que cuidar entre todos. Los niños no son responsabilidad solo  de los padres, cualquier persona se convierte en una figura de protección para un menor” asegura Yagüez. Las caras ocultas del maltrato infantil

Lo más visto