También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Premier League | 27ª Jornada

Lampard deja al Chelsea líder; el City y el Arsenal, al acecho

El equipo de Mourinho consiguió los tres puntos gracias a un gol de falta de Frank Lampard en el tiempo añadido. El Arsenal ganó 4-0 y el Manchester City 1-0 con un gol de Touré.

El Chelsea ganó hoy en Stamford Bridge al Everton gracias a un gol del inglés Lampard con el tiempo cumplido (1-0) y se mantiene en lo más alto de la tabla de la liga inglesa con 60 puntos tras 27 partidos. El Arsenal se impuso por su parte del Sunderland (4-1) y se queda un punto por debajo de los "blues", mientras que el Manchester City superó a un Stoke que le causó más problemas de los esperados por medio de un tanto del marfileño Yayá Touré (1-0) y suma 57 puntos con un partido menos. El Manchester United, por su parte, cerró una racha de tres partidos sin ganar al superar al Crystal Palace a domicilio con goles del holandés Robin Van Persie, de penalti, y del inglés Wayne Rooney (0-2). En Stamford Bridge, la presión de Terry, que metió el pie in extremis en el área pequeña, hizo que el portero estadounidense Tim Howard fallara al atajar un tiro de falta de Lampard. El 0-0 inicial se movió así en el minuto 92, cuando todo parecía listo para que los "blues" firmaran en casa su segundo empate consecutivo en la liga inglesa. Por su parte el Arsenal, frustrado por la derrota europea ante el Bayern Múnich del pasado miércoles (0-2), se desquitó hoy goleando al Sunderland. La defensa organizada por el uruguayo Gustavo Poyet resultó menos espesa que la del actual campeón de Europa, y los de Arsène Wenger encontraron facilidades para ponerse por delante en el marcador desde el minuto cinco, con un gol del francés Olivier Giroud. Los locales se hicieron con el balón desde el primer minuto, y cuando el público aún estaba tomando asiento en el Emirates, Giroud recogió un pase de Jack Wilshere para batir por primera vez al portero italiano Vito Mannone. El francés volvió a marcar a la media hora. Ante la presión de varios jugadores del Arsenal en las inmediaciones del área del Sunderland, el argentino Santiago Vergini retrasó el balón para su portero con un pase demasiado débil, lo que habilitó a Giroud para cortar la trayectoria del cuero y batir con comodidad a Mannone por segunda vez. Poco antes del descanso, una rápida jugada colectiva entre Giroud, Cazorla y Rosicky, acabó con el checo pasando el balón por encima de la salida del portero italiano y sumando el tercero de la tarde. El siguiente en el turno de los goles hoy en el Emirates fue el también francés Laurent Koscielny, que se elevó por encima de los defensas a la salida de un córner para rematar a placer, desde el centro del área, el balón a la red. En el Etihad Stadium, los "citizens", todavía aturdidos por la dolorosa derrota europea ante el FC Barcelona el pasado martes (0-2), se vieron sorprendidos esta tarde por un Stoke que les creó más dificultades de las previstas. No fue hasta bien entrado el segundo tiempo cuando Touré obtuvo la recompensa a su trabajo en ataque al rematar a la red un centro raso desde la izquierda de Kolarov. El técnico Manuel Pellegrini, sumido en una semana negra por sus críticas al árbitro del encuentro europeo ante el Barcelona el pasado martes (0-2), que le han valido un procedimiento disciplinario por parte de la Uefa, no pudo contar una vez más con el argentino Sergio Agüero, lesionado desde enero y que volverá a entrenar previsiblemente la próxima semana. En Selhurst Park, el Manchester United ganó hoy al Crystal Palace por 0-2 después de tres partidos consecutivos sin ganar. El holandés Robin Van Persie abrió de penalti el marcador en el minuto 62 del partido, mientras que su compañero Wayne Rooney remató desde dentro del área seis minutos después el segundo gol de los "diablos rojos". El conjunto de David Moyes sobrepasa en la tabla al Everton, con un partido menos, y se queda a cinco puntos del Tottenham, que marca la entrada a los puestos europeos en la quinta plaza de la clasificación y que mañana visita al Norwich

El Manchester City sufrió hoy más de lo previsto ante el modesto Stoke en un encuentro de la vigésima séptima jornada de la liga inglesa que decidió un gol del marfileño Yaya Touré en el segundo tiempo (1-0).

Los puntos sirven a los "citizens" para mantenerse en la lucha por el título cuando quedan once jornadas por disputar en la Premier.

Con un partido menos, el conjunto del noreste de Manchester suma 57 puntos, dos menos que el Arenal y tres menos que el Chelsea, líder.

El técnico chileno Manuel Pellegrini, sumido en una semana negra por sus críticas al árbitro del encuentro europeo ante el Barcelona el pasado martes (0-2), que le han valido un procedimiento disciplinario por parte de la UEFA, no pudo contar una vez más con el argentino Sergio Agüero.

La principal estrella del equipo lleva lesionado desde enero y volverá a entrenar previsiblemente esta semana. Mientras tanto, el español Álvaro Negredo volvió a cubrir su plaza en el ataque, arropado por el bosnio Edin Dzeko.

Los "citizens", todavía aturdidos por la dolorosa derrota europea ante los azulgrana, se vieron sorprendidos esta tarde por un Stoke que les creó más dificultades de las previstas.

En el primer tiempo, el marfileño Yaya Torué arrimó el hombro en el ataque y fue uno de los futbolistas más peligrosos de los "citizens". Negredo y Dzeko también se acercaron al área rival, si bien los de Pellegrini no lograron traspasar la línea que defendía el portero bosnio Asmir Begovic.

Los "potters", sin complejos ante el campeón de la Premier hace dos temporadas, también crearon sus opciones durante los primeros 45 minutos y obligaron al inglés Joe Hart a emplearse a fondo en varias ocasiones para evitar que los visitantes se pusieran por delante.

No fue hasta bien entrado el segundo tiempo cuando Touré obtuvo la recompensa a su trabajo al rematar a la red un centro raso desde la izquierda de Kolarov.

Dzeko tuvo todavía opciones para haber ampliado el marcador, pero desaprovechó un disparo desde el interior del área que podría haber significado el 2-0.

Lo más visto