También en directo
Ahora en vídeo
Tour de Francia | 8º etapa

Kadri vence en el primer final en alto; Nibali mantiene el amarillo

El ciclista francés firmó la primera victoria gala en el Tour. Nibali aguantó los ataques del español Alberto Contador y mantuvo el maillot amarillo.
El ciclista francés, Blel Kadri. Reuters.

De 

El francés Blel Kadri (Ag2r) entró victorioso en la montaña de Los Vosgos y estrenó su palmarés en el Tour, en una jornada lluviosa disputada a fuerte ritmo en la que Alberto Contador "mordió" tres segundos al líder Vincenzo Nibali, en un mano a mano en la cuesta final. Kadri, ciclista de origen argelino de 27 años, firmó una hazaña en solitario, bajo el diluvio, como único superviviente de la escapada del día. Cumplió el sueño de su vida a lo grande, brazos en alto, sin creerse lo que estaba viviendo. Sobrevivió al duelo que se estaba fraguando por detrás, pero supo guardar la renta. Después de una tremenda labor de desgaste a cargo del Tinkoff del español Alberto Contador, el madrileño atacó a Nibali a un kilómetro de meta. El "Tiburón" se le pegó a rueda, pero, finalmente, cedió 3 segundos a su enemigo número uno. El latigazo de Contador en un final elevado "Made in Vuelta" no causó destrozos, pero dijo "aquí estoy yo". Porte cedió 7 segundos, Valverde 19 y Van Garderen 23. Nada grave para nadie. Nibali no dio importancia al hecho de haber cedido en el duelo con el español. "No era una llegada para mi y el esprint de Alberto ha sido explosivo", comentó. Un desenlace con más cambios en la cabeza de Contador que en la general. Hay detalles que dan confianza, ofrecen conclusiones y permiten dormir mejor. "Se trataba de alejar algunos rivales de la general", explicó. Un diminuto tesoro para el ciclista de Pinto, sexto en la general a 2.34 minutos de Nibali. Por delante de él, pero en el margen de un minuto, Fuglsang, Richie Porte, Kwiatkowski y Valverde. El repecho alejó más a candidatos del "segundo escalón", como los estadounidenses Van Garderen y Talansky. La octava etapa entre Tomblaine y Gérardmer, de 161 kilómetros estuvo marcada por el agua, que está haciendo estragos en el pelotón. Era la entrada en Los Vosgos, el estreno de la montaña, con dos puertos de primera y final en alto, en el Muro de Gérardmer, un explosivo final de apenas 1.800 metros donde los ilustres tenían cita. Pero no fueron los únicos protagonistas. El Tour disfrutó de la primera escapada con premio. Terpstra (Omega), Chavanel (IAM), Petit (Cofidis), Kadri (Ag2r) y Simon Yates (Orica) se marcharon con permiso del pelotón y entre ellos se jugaron la etapa. Entre todos el más valiente fue Blel Kadri, el único ciclista del pelotón de origen magrebí, capaz de jugar su baza ganadora en el ascenso al primero de los tres puertos, concentrados en los últimos 30 kilómetros. El ciclista bordolés afincado en Toulouse se fue en la Croix des Moinats y ya aguantó hasta Gerardmer. Trató de seguirle Chavanel, pero el galo fue cazado por el grupo de Contador. El Tinkoff marcó el ritmo en cabeza de pelotón principal en los tres puertos, una labor de desgaste, para eliminar intrusos en la general, a la espera del duelo al sol, o bajo la lluvia, entre el madrileño y el "Tiburón" siciliano. Contador asomó en el aperitivo de Los Vosgos, anunciando días de batalla. "Aquí todo suma, pero lo bueno vendrá el lunes", con el final en alto de la Planche des Belles Filles, un puerto de verdad, donde Froome ganó su primera etapa en el Tour en 2012. Gloria para Kadri, quien sueña con ser campeón de Francia para llevar el maillot tricolor. Aún recuerda cuando sus amigos se reían de él por afeitarse las piernas y poner en duda su masculinidad, pero ahora le respetan como un ídolo del pelotón. Y expectativas para el Tour y Alberto Contador. ¿Volverá la mejor versión del doble vencedor de la "grande boucle"?. Una interrogante por despejar. De momento, un simple aviso. Pero los campeones, como algunos carteros, siempre llaman dos veces. La segunda etapa en Los Vosgos ofrece media montaña entre Gérardmer y Mulhouse, con 170 kilómetros de trayecto. El Grand Ballon, a 50 de meta, será el punto caliente de la jornada.

Lo más visto