También en directo
Ahora en vídeo
SOCIEDAD | Según Fernández Díaz

Justicia e Interior estudiarán cómo "poner coto" a los insultos en las redes

Tras los comentarios insultantes publicados en los últimos días en las redes sociales a raíz del asesinato de la Diputación de León, Isabel Carrasco.

De 

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha avanzado hoy que su departamento y el Ministerio de Justicia van a estudiar conjuntamente cómo "poner coto" a ciertas expresiones que incitan al odio o hacen apología del delito en las redes sociales, desde el respeto a la libertad de expresión.En declaraciones en los pasillos del Congreso, Fernández Díaz se refería así al debate abierto tras los comentarios insultantes publicados en los últimos días en las redes sociales a raíz del asesinato de la Diputación de León, Isabel Carrasco, y ha avanzado que estudiarán instrumentos legales "adicionales" para perseguir esos delitos.Fernández Díaz ha considerado que ese tipo de conductas que incitan al odio y a la comisión del delito "son susceptibles de ser consideradas como tales" y deben ser perseguidas, por lo que no descarta reforzar la ley para ello si es necesario."Si los instrumentos legales actuales no son suficientes, vamos a estudiar la manera de abordar instrumentos legales adicionales que permitan hacer compatible la libertad de expresión y el derecho a la información con el derecho a los ciudadanos a la intimidad, el honor y a su seguridad", ha recalcado.Fernández Díaz no tiene constancia de si la Fiscalía ha abierto una investigación sobre esta actuación en las redes sociales, aunque ha recordado la reciente operación dirigida por la Audiencia Nacional que llevó a la detención de 21 personas por apología del terrorismo y humillación a las víctimas."No es la primera vez que hemos actuado ni va a ser la última que actuemos", ha advertido.El titular de Interior ha dejado claro que quien delimita los límites de lo que es delito son las autoridades judiciales, pero sí considera que debe abrirse una reflexión frente a actitudes que, a su juicio, deben tener un "reproche penal" o administrativo, al igual que lo tienen la incitación al odio, la violencia o xenofobia en el deporte.En este sentido, ha hecho hincapié en que el ciberdelito y la cibercriminalidad es uno de los mayores retos y amenazas a los que hay que hacer frente y tienen también esa proyección, en la que "bajo el antifaz" o el disfraz del anonimato que dan las redes sociales, se hacen comentarios peligrosos que incitan al odio y a la comisión de delitos y pueden traer después "consecuencias drásticas para todos".Así, ha lamentado, se ha visto en el caso del asesinato de Carrasco, en el que "cuando todavía estaba el cadáver en el suelo" ya había comentarios en las redes que producen "repugnancia" y un rechazo absoluto.Una situación que, según el ministro, debe llevar a actuar con responsabilidad, ya que "es mejor prevenir que curar".

Lo más visto