También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Juncker llama a que la UE y China lideren el acuerdo del clima

El presidente de la Comisión Europea (CE) llama a que la UE y China lideren la implementación del Acuerdo de París

ctv-xen-efe 20170601 171448240
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, instó este viernes a que la Unión Europea (UE) y China lideren la implementación del Acuerdo del clima de París, después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decidiera abandonar el tratado.

"China y la Unión Europea coinciden en la necesidad de soluciones internacionales. En ningún campo es esto más importante que en el liderazgo de la transición global a las energías limpias y la implementación completa, abandonemos los matices, del Acuerdo del clima de París", aseguró el político luxemburgués durante la duodécima cumbre empresarial UE-China.

Juncker añadió que el liderazgo conjunto de Bruselas y Pekín proporcionará a los negocios, inversores e investigadores "la certidumbre" que necesitan para construir una economía baja en carbono, y recalcó que no hay vuelta atrás a los acuerdos de París.

"No hay vuelta atrás a la transición energética, no hay vuelta atrás al acuerdo de París", sentenció el presidente del Ejecutivo comunitario.

Pese a recalcar la importancia actual de la asociación entre China y los Veintiocho, el ex primer ministro de Luxemburgo no ocultó los "desacuerdos" entre ambos bloques.

En ese sentido, criticó las dificultades de las empresas europeas para acceder al mercado del gigante asiático y aseguró que las compañías del Viejo Continente son tratadas de manera "injusta" en China.

"Las inversiones de la Unión Europea en China representaron aproximadamente el 3% de lo invertido en Estados Unidos, lo que refleja cuán difícil es todavía hacer negocios con China", declaró en referencia a las estadísticas del año pasado.

Juncker también apostó por avanzar en las negociaciones para aprobar el acuerdo de inversiones entre Bruselas y Pekín con el objetivo de garantizar el acceso a los mercados y la igualdad de condiciones.

Así, defendió la importancia de fortalecer los instrumentos de defensa comercial para hacer frente al "dumping" chino en sectores como el acero, práctica consistente en vender productos por debajo de sus costes de fabricación.

"No se trata de nuevo proteccionismo. (...) Nuestras acciones están por completo en línea con nuestras obligaciones internacionales y compromisos con la Organización Mundial del Comercio", dijo.

Además, subrayó que el Estado de Derecho y el respeto a los derechos humanos son "requisitos" para un entorno empresarial y de inversiones "estable y atractivo".

Lo más visto