También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Fútbol

Juanele, cinco meses de prisión por maltrato

El exjugador del Sporting de Gijón ha sido condenado por agredir con un bate a su expareja.

El exfutbolista del Sporting Juan Castaño Quirós, Juanele, ha sido condenado a cinco meses de prisión y a tres años de libertad vigilada consistente en sometimiento a tratamiento médico ambulatorio por su patología psíquica por pegar a su expareja con un bate de béisbol. La sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal número 2 de Gijón tras el juicio rápido celebrado el pasado martes, que reconoce la eximente incompleta de alteración mental, le impone también la prohibición de acercarse a su expareja a menos de 500 metros durante tres años. Los hechos por los que ha sido condenado Juanele tuvieron lugar el pasado 2 de junio, cuando el exfutbolista, después de haber estado ingiriendo bebidas alcohólicas, se dirigió a la peluquería que regenta su expareja y la agredió con un bate de béisbol en presencia de la hija de ésta, de 8 años. Según relata la sentencia en su apartado de hechos probados, Juanele golpeó a la mujer, con la que tuvo una relación sentimental durante tres años y medio que había finalizado hacía cuatro meses, en repetidas ocasiones en una mano, la cabeza y la espalda. La víctima del ataque, que se ha reservado el ejercicio de acciones civiles, sufrió hematomas en varias partes del cuerpo, unas lesiones que precisaron una primera asistencia médica en un centro hospitalario y de las que tardó en curar veintiún días, de los cuales catorce estuvo incapacitada. El fallo reconoce que Juanele padece una patología dual con la coexistencia de trastorno por dependencia a alcohol y trastorno de la personalidad de inestabilidad emocional de tipo impulsivo y trastorno bipolar confirmado en 2007, por lo que tiene reconocida una invalidez permanente. Asimismo, indica que el exfutbolista, de 43 años y que precisa tratamiento farmacológico, tenía en el momento de la agresión sus capacidades intelectivas alteradas y sus capacidades volitivas parcialmente disminuidas. A este respecto, apunta que en el momento de los hechos había suspendido la ingesta del tratamiento farmacológico prescrito y se encontraba bajo los efectos del alcohol. Al margen de la pena de cinco meses de prisión, la sentencia le impone la medida de libertad vigilada consistente en "sometimiento a tratamiento médico ambulatorio correspondiente a sus padecimientos psíquicos" durante tres años, "con remisión por parte del facultativo encargado de informes semestrales sobre su evolución". Juanele pasó varios meses en prisión en 2011 tras acumular dos condenas y desde hace varios años sufre procesos depresivos.

Lo más visto