También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
#SANISIDRO2015 | LA PRENSA (CORRIDA PRENSA)

Juan Carlos I, protagonista

La mayoría de medios de comunicación destacan la presencia del Rey emérito Juan Carlos I a la tradicional Corrida de la Prensa que se celebró este miércoles.
Don Juan Carlos llegando a su localidad encima de chiqueros...
Don Juan Carlos llegando a su localidad encima de chiqueros para presenciar la Corrida de la Prensa. LAS-VENTAS.COM

"Una Corrida de la Prensa con Rey pero sin noticias" (Sixto Naranjo)

"Mal asunto que la prensa taurina tengamos tan poco que contar precisamente el día de la Corrida de la Prensa. Una Corrida de la Prensa sin noticias en Las Ventas. Manda... eso. Tarde de viento, de frío al final del festejo, de poco interés en el ruedo. Y justo, el día que además regresaba como Rey emérito don Juan Carlos al coso madrileño para mostrar una vez el apoyo de nuestra Casa Real a la Fiesta".

"Don Juan Carlos, con la Fiesta de los toros" (Andrés Amorós)

"La gran noticia de la tarde es la presencia, en la Plaza, del Rey Don Juan Carlos. Don Felipe asistió a la primera corrida de la Feria; Don Juan Carlos ha acudido esta tarde a la de la Prensa, en la meseta de toriles: recibe una gran ovación y los tres diestros le brindan su primer toro. Es lógico que el Rey acuda a la que siempre ha sido considerada, por antonomasia, la Fiesta Nacional".

"El bastón del viejo Rey los jandilla cojitrancos" (Zabala de la Serna)

"Los toros de Vegahermosa y Jandilla salían uno tras otro blandos o cojitrancos como para que Don Juan Carlos en cada brindis les tirase el bastón. Miguel Abellán le dijo en su ofrenda que era "un orgullo ser torero, español y juancarlista". No sé si como un mensaje encriptado a Felipe VI, que estaba de primera comunión".

"Abellán, un gran toro y el viento traicionero" (Patricia Navarro)

"El Rey Don Juan Carlos no nos abandonó en esta Corrida de la Prensa, ni por el viento ni por el frío ni por nada de nada. Y los tres toreros, uno detrás de otro, y por riguroso orden de alternativa fueron hasta los asientos del Tendido Dos a brindarle. Su apoyo a la Fiesta ha sido de siempre incondicional, y eso se nota en el ambiente".

"La azarosa vida de un peluche" (Antonio Lorca)

"Disculpas le sean pedidas al ganadero por lo que a continuación se cuenta. Pero atribularse no debe porque quien ha visto crecer a sus animales con preocupación, mimo y cariño, y ha recibido los títulos de alquimista de la bravura o prestigioso genetista autodidacta cuando el triunfo le ha sonreído, debe aceptar ahora una negra mancha en su prestigio. De entrada, ha cometido una grave equivocación: él creía que estaba criando toros encastados, y resulta que lo que tenía en la finca eran juguetes de peluche".

"Muletas imprecisas" (Paco Aguado)

"Otra tarde más se tuvieron que cambiar los terrenos de la lidia, y casi todas las faenas de muleta se hicieron bajo los tendidos del 4 y 5, cerca de la meseta de toriles, ubicación inusual desde donde contempló el festejo el Rey Juan Carlos".

"Como en el 34" (Miguel Fernández Molina)

"Como en el 34. Aunque no se pueda torear como gustaría, como el año que se inauguró oficialmente Las Ventas. Hoy como en el origen. Porque todo evoluciona menos el toreo. Hasta el toro evoluciona más que el toreo. Somos ejemplo de anacronismo, seguimos estando condicionados por algo que no condiciona a ningún otro espectáculo de semejante forma: el viento".

"Abellán y Escribano, solitarias ovaciones en Madrid" (Íñigo Crespo)

"Escribano realizó una faena de mucha entereza, banderilleándolo francamente bien y toreando después con firmeza, dejando muletazos buenos, empujando al animal y aprovechando su movilidad. Faena no rotunda, pero sí de base muy sólida. Lo mató de una buena estocada en los medios, le pidieron tímidamente la oreja y acabó saludando la ovación del público".

"Un Gestor de atenciones" (Marco Antonio Hierro)

"Fue Gestor de atenciones y miradas ese cuarto toro negro, bajo, musculado, prominente en el cuello, largo en el lomo y serio en la cara. Y fue importante porque así fueron sus arrancadas, que fueron de todo menos bobaliconas, sacaron disparo y exigieron apuesta al que manejaba el trapo. Ese se llamaba Miguel".

Lo más visto