También en directo
Ahora en vídeo
TOROS | 3ª San Juan de León

José Tomás, oreja que supo a poco

Tarde de decepción la vivida este domingo en León. Se esperaba con expectación la actuación de José Tomás en la ciudad castellana y falló el toro. Ni los animales de Domingo Hernández y El Pilar lucieron el trapío adecuado ni su juego fue aceptable. La oreja para el torero de Galapagar llegó más por su carisma que por los méritos contraídos en el ruedo.
El torero de Galapagar cortó la única oreja de un...

De 

Esta vez no hubo leyenda, ni faenas para enmarcar, ni tragedia. No hubo nada porque en León este domingo no hubo toro. Y cuando no hay toro, ni un torero como José Tomás es capaz de levantar el ánimo de una plaza que volvió a llenarse para ver la segunda tarde de esta temporada del torero de Galapagar. No hubo toro de principio a fin. Ni por trapío ni por juego. Ni los toros de Domingo Hernández ni los de El Pilar. La tan manida frase de que José Tomás elige toros "un punto por encima" de lo que se suele lidiar en cada plaza donde torea, esta vez no fue verdad. Porque los toros de los dos hierros salmantinos resultaron un conjunto bastante pobre de trapío. Y si a eso le unimos la alarmante falta de raza de todos ellos, la tarde resultó una auténtica decepción. Las caras cariacontecidas de los aficionados a la salida del León Arena decían todo.La única oreja del festejo la paseó José Tomás con el quinto, un animal terciado de Domingo Hernández que no se empleó nunca ni se definió en los primeros tercios. Iba y venía sin mucho celo. Apretó en banderillas y se llevó por delante en el primer par a Fernando Casanova. Tomás completó una primera parte de la faena sin mucho que aportar. Toreo en redondo en la que toro y torero firmaron amistosas tablas. Después, los mejores momentos llegaron al natural. Toreó el de Galapagar con expresión y profundidad al toro. Sin apretarlo mucho por abajo, pero llevándolo siempre hasta más allá de la cadera. Faltó toro aunque el carisma de José Tomás suplió muchas carencias. Pinchó antes de dejar una estocada trasera y tendida que ayudo para la concesión del amable trofeo.Antea, el torete que salió en segundo lugar tuvo tan escasa entidad como fortaleza. Lo confirmó en el tercio de banderillas, con el animal de El Pilar rodando en varias ocasiones por el ruedo del coso leonés. José Tomás quiso justificarse en una faena larga, sin ningún brillo y son oponente al que plantear su poderosa tauromaquia. Aquello no tenía relevancia alguna. Sólo dos tandas al final de la faena, sobre todo la última al natural y a pies juntos levantaron algo más los ánimos y los olés en los tendidos.El primer toro del festejo fue un animal de El Pilar. No se centraron ni el toro ni el torero en los primeros tercios. Después el toro tuvo cierta bondad por ambos pitones pero sin fuerzas ni terminar de romper. Juan Mora planteó una faena de escaso compromiso, esperando alguna arrancada del toro para componer algún muletazo de bella composición. Escaso balance.Tampoco tuvo mucha historia la faena de Juan al deslucido cuarto de Domingo Hernández. Ni el toro tenía mucho celo ni el torero asumió ninguna apuesta para probar si pupilo de Moisés Fraile tenía voluntad por embestir. Iván Fandiño decidió echar por echar por delante al toro de Domingo Hernández. Mando y buen aire tuvieron las verónicas iniciales y un posterior quite por chicuelinas y saltilleras. Parecía que había más toro cuando Fandiño comenzó su faena con varios pases cambiados por la espalda. Las dos primeras tandas en redondo tuvieron mando, y ahí fue donde el toro del hierro salmantino cantó su verdadera condición. La falta de casta asomó sin remisión. La faena cayó en picado y pese a la voluntad del torero, ya nada fue igual.Sí brindó Iván Fandiño en León. No fue al Rey, pero sí a José Tomás pese a que el toro de El Pilar acusó una alarmante falta de fuerza. Y así pasó después. El animal rodaba constantemente por el ruedo y hasta en dos ocasiones a punto estuvo de no levantarse más. No pudo armar faena el torero vasco que abrevió cuando se dio cuenta que allí había poco ya donde rascar. FICHA DEL FESTEJO León, domingo 22 de junio de 2014. 3ª de Feria. Lleno de 'No hay billetes'. Tres toros de El Pilar (1º, 2º y 6º) y tres de Domingo Hernández (3º, 4º y 5º), terciados, pobres de cabeza y de juego manso y descastado. Manejable por el pitón izquierdo el 5º. Juan Mora, ovación y silencio. José Tomás, ovación y oreja. Iván Fandiño, ovación y silencio.

Lo más visto