También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

El jarrón de porcelana

  • cope.es
  • cope.es

Es evidente que la oleada de descontento y frustración a la que nos han llevado la gestión de la crisis económica y los casos de corrupción, es lo que ha alimentado el fenómeno de “Podemos” como virtual alternativa a los dos grandes partidos que han gobernado desde la transición. A quienes sufren lo que parece un enfado coyuntural, conviene recordarles que esta nueva formación toma como referencia al chavismo, que se ha dedicado a demoler las instituciones democráticas desde el poder. El programa que el populismo tiene en cartera supone, abiertamente, la salida de España de Europa y del euro, la nacionalización paulatina de bancos y grandes empresas, el fin de la libertad de expresión, de enseñanza y de conciencia y, en definitiva la quiebra del Estado una vez que se deje de pagar la deuda contraída en los últimos años y huyan del país todas las inversiones extranjeras. Es posible que este panorama seduzca a quienes piensan que la clase política actual merece un serio correctivo, a costa del suicidio de nuestro sistema de convivencia. Pero una vez roto ese jarrón de porcelana que es la democracia surgida de la transición, será muy difícil reconstruirlo y de ello debe ser consciente no solo el electorado sino toda la clase política actual, empezando por los principales partidos políticos. El año que queda para las elecciones legislativas va a ser el último plazo para que el Gobierno y la actual oposición demuestren que no han perdido el sentido común y que son capaces de entenderse en una enérgica regeneración ética de la política que haga frente al desastre anunciado.

Lo más visto