También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
MUNDO | Un millón de desplazados

Irán está dispuesto a ayudar a Irak pero no enviará tropas contra los yihadistas del EIIL

Al Maliki fija Samarra como base de operaciones para la ofensiva militar. La ONU cifra en un millón el número de desplazados dentro del país.

Irán está dispuesto a ayudar a Irak, pero no enviará tropas para enfrentarse con los yihadistas del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), ha dicho este sábado el presidente iraní, Hasan Rohaní, en una rueda de prensa difundida por la agencia oficial de noticias iraní, IRNA. "Si el gobierno de Irak nos pide ayuda, nosotros le otorgamos cualquier ayuda que nos pida su pueblo, pero por ahora no nos planteamos la entrada de fuerzas iraníes",  ha afirmado.Irán está dispuesto a ayudar a Irak "en el marco de las normas internacionales", ha matizado.Por su parte, el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, ha designado a la ciudad de Samarra, en la provincia de Saladino, como base de "la batalla para recuperar los territorios ocupados por los terroristas", en un discurso emitido por la televisión oficial iraquí."La batalla contra el terrorismo empezará en Samarra", ha dicho Al Maliki, que añade que esta ciudad de mayoría suní pero que alberga el mausoleo sagrado chií de los Imanes Askariyin será donde se concentren las tropas del Ejército, desde donde se desplazarán "hacia cualquier palmo manchado por los pies de estos traidores".El primer ministro ha percisado que los grupos de voluntarios llegarán en las próximas horas a la localidad para unirse a las Fuerzas Armadas en su lucha contra el Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL).La ONU califica la crisis que sufre Irak como una "tragedia humana" y ha cifrado el número de desplazados internos en todo el país en alrededor de un millón de personas.En declaraciones a la prensa, el representante de la ONU para Irak, Nickolay Mladenov, ha alertado de que el conflicto entre los insurgentes suníes, liderados por el Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), y el gobierno de Bagdad supone "una grave amenaza para la soberanía y la integridad del país".