También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
El califato o matar en nombre de Dios

Irak, punto de no retorno

El Estado Islámico en el norte de Irak y Siria avanza en su exterminio de yazidíes y cristianos. Mientras, EE.UU. lanza contra sus asentamientos una ofensiva para ganar tiempo. La ayuda humanitaria, llega por avión y al impactar en el terreno se pulveriza. Más de 150.000 iraquíes se arrojan al monte y huyen del filo de una masacre que ya tiene nombre propio: genocidio.
Niña cristiana huyendo. FOTO (EFE)
Niña cristiana huyendo. FOTO (EFE)

En nombre del califato, o de ese ideal extremista, que pretende teñir de banderas negras medio mapa mundial, primero Siria y después Irak ha sido sometidos al reino del terror que ha impuesto el Estado Islámico.

La proclamación del estandarte del califato se produjo en junio, en un momento clave que han sabido aprovechar los miembros de este brazo yihadista que no reconoce ni el propio Al-Qaeda por su radicalismo. Los países que han abordado como en la época de las cruzadas y con los mismos métodos de opresión, se encuentran con gobiernos débiles y sociedades muy divididas, además de las condiciones económicas que no facilitan enfrentar a estos grupos. Desde entonces, en sus últimos avances, los miembros del ISIS tomaron la ciudad de Mosul,  zonas al este y oeste de Irak y se hicieron con la parte siria más débil, fronteriza con el Nínive.

En los últimos días, desde la comunidad internacional se trata de forjar una contraofensiva real y contundente al Estado Islámico. EE.UU. ha vuelto a hacer notar su presencia en suelo iraquí, ahora arma a los kurdos para poder combartir en igualdad de condiciones con los yihadistas. Desde el vaticano se reclama que no se mate en nombre de Dios, y los nativos de aquellos países solo piensan en las cuatro opciones que les da el califato: convertirse al islam, pagar un impuesto de no musulmán, huir sin nada o morir con su fe.

Y con la fe es con lo único que cerca de dos millones de cristianos han huído de su país, porque la huída siginifica echarse al monte, bajo unas temperaturas desorbitadas, sin comida, sin agua, con niños, con lo puesto y sin rumbo fijo. La ciudades acogedoras como el Kurdistán, Jordania o Turquía están debordadas.

Gobiernos de todo el mundo, tímidamente, han alzado la voz repudiando el comportamiento de los islamistas radicales hacia los cristianos. Pero su denuncia aún no es suficiente o, al menos efectiva, porque no conlleva ninguna solución a corto plazo. Esto mismo lo afirma Luis Montes, sacerdote argentino y misionero del Instituto Verbo Encarnado desde baghdag, en La Mañana de COPE. El misionero insiste en que "hay un gran silencio internacional, se está produciendo una masacre que debería afrontarse al unísono, dada la magnitud de la tragedia" y apunta a que el problema está en que "el Estado Islámico aprovechó la división del país y esa división les ha permitido encontrar poca resistencia. Han puesto en jaque al gobierno de Bagdag y las milicias kurdas". 

¿Quiénes alzan la voz fuera de Irak?

Aviones de las fuerzas aéreas británicas han lanzado un segundo cargamento de ayuda humanitaria para los refugiados que se encuentran atrapados en el norte de Irak huyendo del avance del yihadista Estado Islámico. El Ministerio británico para Desarrollo Internacional ha señalado que se lanzaron dos remesas con suministros sobre el Monte Sinyar, en el norte de Irak, durante la pasada noche. Y en las próximas horas Las fuerzas aéreas británicas enviarán dos aviones Tornado para contribuir, si fuera necesario, a las operaciones de ayuda para los que huyen de los combatientes islamistas.

Los suministros lanzados durante la pasada noche incluyen 3.180 contenedores reutilizables de purificación de agua, con un total de 15.900 litros de agua, así como 816 lámparas solares que también pueden ser empleadas para recargar teléfonos móviles.

Por su parte, el ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, ha solicitado hoy a la Unión Europea que tome con urgencia la decisión de dotar a kurdos e iraquíes de armas y municiones que les permitan enfrentarse y derrotar al grupo terrorista Estado Islámico. El desequilibrio en ese conflicto, según Fabius, es evidente: "Por un lado está ese horrible grupo terrorista con armas muy sofisticadas, y por otro los combatientes kurdos, extremadamente valientes, pero sin las mismas armas".

En Italia, Renzi expresó su apoyo a las acciones de EE.UU. en Irak, y ambos líderes destacaron la urgencia de los esfuerzos para contener la amenaza del EI contra todos los iraquíes y discutir los últimos acontecimientos en la transición política en Irak.

Hoy se reúnen los 28 en Bruselas y en ese encuentro sobre el deterioro de la situación humanitaria y de seguridad en Irak participarán los embajadores del Comité Político y de Seguridad de la Unión Europea, que analizarán qué acciones se podría tomar a nivel comunitario.

En cuanto al grupo yihadista Estado Islámico (ISIS), se han hecho con armamento de última tecnología estadounidense, que han adquirido de las bases militares iraquíes que han desmantelado. Están bien entrenados pues la jugada del califato ha tenido mucho éxito en Siria y ese ha sido su campo de pruebas para extenderse. Continuarán los conflictos cerrados producto de su radicalismo y las matanzas, ejecuciones y crucifixiones sin piedad porque su ley, el Corán lo utilizan a su antojo. Su objetivo subjetivo, el califato, a pesar de todo es un ente contra el que resulta difícil combatir. No existe estrategia contra un anhelo de un siglo que no toca, pero que para perpetrarse necesita la muerte y con ella no hay punto de retorno.

Lo más visto