También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TOROS | Castella, dos orejas en Dax

Insensibilidad ante el esfuerzo

Sebastián Castella salió triunfador del festejo celebrado este domingo en la ciudad francesa de Dax, en el que Morante de la Puebla, con el peor lote, ha dado una tarde de toros muy sólida, imponiéndose a un duro y fiero "victorino" que había mandado a la enfermería a sus banderilleros Lili y Paco Peña.

Dax (Francia), domingo 8 de septiembre de 2013. Casi lleno. Dos toros de Victorino Martín, chico y bueno el lidiado en segundo lugar, fiero y duro el tercero; dos toros de Alcurrucén, bajos de raza; y dos de Garcigrande, bueno el cuarto y otro noble que se rajo después de una sola tanda, lidiado en quinto lugar. Morante de la Puebla, silencio, ovación con división tras dos avisos y silencio. Sebastián Castella, oreja tras aviso, oreja y ovación.Vista la actitud y las ganas de Morante toda la tarde, se puede pensar que dándose la vuelta al sorteo el público de Dax hubiera asistido a una gran tarde por parte del torero de la Puebla, que sacó todo el partido posible de sus oponentes.Recetó doce muletazos hondos al primero de Alcurrucén, un toro bien presentado pero descastado.Luego, frente a una alimaña de Victorino Martin, un toro fiero y bien presentado que empujó al caballo sobre treinta metros y cogió a los dos banderilleros en el segundo tercio, impuso su técnica a lo largo de una faena con los normales altibajos frente a este tipo de toro que nunca le dejo rematar las series a gusto.El toro no tenía un muletazo por el pitón izquierdo, pero Morante hizo un esfuerzo importante sobre el otro. Mato mal, escuchó dos avisos, lo llamaron a saludar y parte del público lo pitó.El último de su lote, de Gacigrande, se rajo muy pronto después de evidenciar calidad. Las doce embestidas que le dio, le permitieron al torero dejar los momentos de mejor toreo de toda la temporada en esta plaza. Lección de temple y gusto, que por parecerle demasiado corta no fue valorada por el público.Castella cortó una oreja algo generosa frente al primer de su lote, un toro de Victorino chico y bueno, después de una faena algo desdibujada y muy larga.Otro toro bueno le tocó con el Garcigrande lidiado en cuarto lugar, frente al cual se mostró más tesonero que acertado. Mató de una estocada algo baja y cortó otra oreja.El último de Alcurrucén no tuvo más raza que su hermano de camada que había abierto la tarde. Se rajo después de una serie y Castella saludó una ovación de despedida después de negarse a salir en hombros.