También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Línea editorial COPE, 17 de julio de 2013

Inoportuna moción de censura

Desde hace días Alfredo Pérez Rubalcaba venía amagando con la posibilidad de presentar una moción de censura. Una medida que hasta el sábado muchos de los barones de su partido no apoyaban. Ayer anunció que la presentaría si Rajoy no accede a comparecer en sede parlamentaria para dar explicaciones. Rubalcaba quiere sacar rentabilidad política a corto plazo de la publicidad que ha conseguido el caso Barcenas y de la estrategia de comunicación de Rajoy. Con ella intenta resolver los problemas de liderazgo que tiene en su partido pero no aporta nada a la vida del país. De hecho puede crear una apariencia de crisis política que no existe. La moción no supone amenaza alguna para la estabilidad del Gobierno, consolidada por su mayoría absoluta. Al contrario, ofrecería al Partido Popular una nueva oportunidad para recordar todas las vergüenzas que la oposición socialista pretende acallar con su ofensiva política contra el Gobierno, desde el “caso Faisán” a los Eres fraudulentos de Andalucía pasando por su legado económico y su descomposición interna. Rubalcaba no solo parece haber perdido su olfato político sino el sentido de la oportunidad para presentar un programa alternativo de gobierno, cuando todo indica que España empieza a salir del marasmo en que lo dejó siendo vicepresidente con Rodríguez Zapatero.De todas formas, es evidente que, llegado el momento procesal oportuno, el presidente Rajoy tendrá que dar las debidas explicaciones sobre un caso que ha suscitado un clima de incertidumbre más artificial que real. 

Lo más visto