También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Se ha comprometido a enviar la información

Inés Rojas achaca la denuncia de la Defensora del Pueblo a dos expedientes que se quedaron sin contestar

   La consejera de Políticas Sociales del Gobierno de Canarias, Inés Rojas, ha achacado la denuncia de la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, a dos expedientes del área de Dependencia que se quedaron sin contestar, y se ha comprometido a remitir la información de los mismos a la mayor brevedad posible.

Así lo ha manifestado un día después de que la Defensora del Pueblo haya denunciado ante la Fiscalía General del Estado la gestión de la Consejería que dirige Inés Rojas por no haber contestado a sus reiteradas peticiones de información y haber incurrido así en un posible delito de desobediencia.    "Siempre es mi máxima contestar a lo que me preguntan", señaló Rojas en rueda de prensa, en la que insistió en que "se trata de dos expedientes que no han sido contestados convenientemente", por lo que se comprometió a dar "cumplida cuenta" ante Soledad Becerril.    La consejera ha asegurado que no tenía constancia oficial del informe correspondiente al año 2013 que la Defensora del Pueblo presentó ayer, donde se llega a decir que su departamento está entre los que "entorpecen" el trabajo de la Institución, y añadió que tampoco tiene una comunicación oficial de la denuncia que se ha presentado a la Fiscalía.    Inés Rojas explicó que hay expedientes que "muchas veces tienen respuesta y que se devuelven por no estar de acuerdo o porque conllevan otra pregunta", y reiteró su predisposición a contestar tanto a la Defensora del Pueblo, como al Diputado del Común o el Tribunal de Cuentas.    "Desde esta consejería soy muy exquisita con este tipo de cosas porque son los ciudadanos los que quieren saber y es verdad que a veces, entre miles de expedientes, puede pasar que uno o dos se puedan quedar sin contestar. No me excuso, incluso me disculpo", dijo.    La consejera ha admitido que esta situación se hubiera solucionado si la Defensora del Pueblo hubiera remitido su informe a la Consejería previamente, "tal y como se ha hecho a lo largo de los últimos años", y aclaró que "eso no quiere decir que no se hubiera hecho público".    Preguntada por quienes piden su dimisión, dijo estar "muy tranquila". "Estoy en el Gobierno para trabajar en cuatro áreas estratégicas en una situación de crisis. Trabajamos de sol a sol porque las necesidades son muchas, y comprendo las críticas hacia la Consejería, que se ha convertido en la puerta de urgencia, de ahí la dificultad a la hora de trabajar", subrayó.

Lo más visto