También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
SOCIEDAD | La menor ingresará en un centro de Generalitat

Imputados los padres de la menor secuestrada en Bolivia por abandono

La niña liberada, de origen marroquí y que reside en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), permaneció secuestrada en la zona selvática boliviana de El Chapare durante siete meses hasta su rescate.
Fotografía facilitada por la Guardia Civil de la niña de...
Fotografía facilitada por la Guardia Civil de la niña de 9 años secuestrada en Bolivia (EFE)

El juez de Instrucción número 1 de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), que lleva el caso de la niña marroquí rescatada en Bolivia, ha citado a declarar a los padres de la menor en calidad de imputados por un presunto delito de abandono de familia.Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña han informado hoy de que, en un auto, el juez ha dejado no obstante la puerta abierta a que los padres puedan ver a la niña, "siempre en un entorno controlado" y en un centro de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (Dgaia) de la Generalitat.Asimismo prohíbe la salida de España de la menor a partir de ahora e incluso que se le pueda expedir un pasaporte o se le retire si ya lo tiene. La niña marroquí rescatada en Bolivia tras siete meses secuestrada en el país andino y que ha llegado esta mañana a Barcelona ha sido trasladada a un hospital para realizarle una revisión médica y luego pasará a disposición de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA) de forma preventiva.Según han informado a Efe fuentes de la DGAIA, el juez que lleva el caso del secuestro de la niña de 9 años ha decidido que, hasta que no se aclare el papel que han jugado los padres en el viaje de la niña a Bolivia y se determine su situación de riesgo familiar, la menor ingresará en un Centro Residencial de Acción Educativa (CRAE) de la Generalitat.Aunque el juez no ha retirado la tutela de la niña a sus padres, ésta permanecerá ingresada preventivamente durante un tiempo en el CRAE, donde recibirá atención psicológica.Los técnicos de la DGAIA, que depende del Departamento de Bienestar Social de la Generalitat, también abrirán un informe sobre la familia para determinar si hay riesgo en que la niña vuelva con sus padres.Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Civil están investigando cómo la niña salió del país con una autorización notarial aparentemente firmada por los padres de la menor, aunque éstos han negado que ellos autorizaran el viaje y han dicho que fueron engañados por el secuestrador, que era un vecino suyo con el que habían trabado mucha amistad.Los padres siempre han negado que hubieran acordado ningún tipo de transacción económica con el secuestrador y que fue éste quien se llevó a la niña, quizá falsificando la firma paterna.El secuestro de la menor se conoció después de que las policías española y del país andino la liberaran el pasado día 8 de su captor, un hombre de nacionalidad boliviana que fue detenido y trasladado a la prisión de El Abra, en Cochabamba (Bolivia).La Fiscalía de Bolivia ha imputado al secuestrador los delitos de trata de personas, asociación delictiva y abuso sexual, según informó la oficina del fiscal general del Estado boliviano.También ingresó en prisión la madre del secuestrador acusada de colaboración.La niña liberada, que reside en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), permaneció secuestrada en la zona selvática boliviana de El Chapare durante siete meses hasta su rescate.El regreso de la menor se ha demorado porque tras su rescate ha recibido atención médica y psicológica, y las autoridades esperaban que pudiera prestar declaración en el caso.En la operación de rescate, de gran complejidad al tratarse de una zona de difícil acceso, participaron de forma coordinada las policías boliviana y española, con el respaldo de la Embajada de España en La Paz.El presunto captor, que residía en España desde hace más de un año, era amigo de los padres de la niña, que supuestamente dieron su permiso para que la menor le acompañara a unas vacaciones al país andino.La pequeña llegó a Bolivia en agosto del año pasado y desde entonces la familia había perdido el contacto con ella y denunció su desaparición ante los Mossos de'Esquadra.