También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Impuestos para la familia

Este fin de semana Rajoy ha comenzado el curso político en Pontevedra asegurando que el año que viene anunciará una bajada de impuestos. La reforma fiscal llegará previsiblemente en el año electoral. El Gobierno del PP, que prometía bajada de impuestos, se vio obligado a subirlos por la nefasta herencia de Zapataro. Era y es necesario controlar el déficit público. La urgencia ha provocado que en los últimos meses los retoques del sistema fiscal hayan sido desordenados. La reducción del desequilibrio de las cuentas públicas se ha hecho más con políticas de ingreso que con políticas de gastos, como reflejan los últimos datos conocidos la semana pasada.Hemos tenido más impuestos cuando hubiéramos necesitado menos presión tributaria para facilitar la recuperación. Si las circunstancias pueden excusar esa situación, conviene corregirla cuanto antes. Es necesario seguir reduciendo gastos que no comprometan el bienestar y que racionalicen la estructura administrativa y estatal. Y sobre todo, es necesaria una reforma fiscal que alivie la situación de las familias, que son las más castigadas impositivamente y las que más contribuyen a la cohesión social. Hay que tomar como referencia tributaria la renta disponible real de padres y madres que tienen hijos, una renta que es menor que la de quienes libremente han decidido no tenerlos.