También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TOROS | 20ª de San Isidro

Ibanes de primer tercio

Se esperaba más de la corrida de Baltasar Ibán. Corrida que se sostuvo en la nobleza del primer toro y la casta que mostró el segundo. El resto tuvieron buen comportamiento en el caballo pero se apagaron pronto en el último tercio.
Luis Bolívar con el segundo, el único toro de Baltasar...
Luis Bolívar con el segundo, el único toro de Baltasar Ibán completo en todos los tercios. EFE

Tarde de lluvia, silencios y suspiros de decepción. Decepción en los toros de Baltasar Ibán. Corrida bien presentada, bien hecha y en tipo, seria y que después se fue desfondando a partir del tercer toro. Animales que se mostraron alegres y prontos en el caballo pero que después se venían abajo sin remisión. Como si se dejasen el último suspiro sobre el peto. Y enfrente tres toreros que se la jugaban una vez más en Madrid y que volvieron a bailar con la más fea. Tuvo alegría de salida el primer 'Ibán'. Alegría que continuó después en el caballo y en la faena. Toro con movilidad, que humilló y exigió cuando quería coger siempre los vuelos de la muleta por abajo. Fernando Robleño se gustó en un recibo a pies juntos pero después se enfrascó en una faena de escaso relieve. Siempre al hilo, no siempre gobernó las embestidas del toro. Se aplaudió con justicia el trapío que traía el cuarto. Hechuras y seriedad en las dos velas que lucía por delante el ejemplar de Ibán. Se arrancó de lejos en el caballo y derribó en la primera vara. Pero después de fue apagando como una vela. Robleño volvió a trenzar una faena de largo metraje sin ningún interés  ni compromiso. Tuvo temperamento el serio segundo. Toro que se arrancó con bríos al caballo y que en la faena tuvo su punto de casta y exigencia. Luis Bolívar planteó un trasteo más allá de las rayas y nunca sometió y puso mando en las explosivas embestidas del toro de Baltasar Ibán. Es verdad que molestó el viento, pero el colombiano se mostró demasiado precavido y sin terminar de pisar el acelerador.Menos opciones tuvo el flojo quinto. El animal del hierro escurialense tuvo cierta bondad pero todo quedó eclipsado por esa escasa fortaleza de remos. Bolívar, contrariado, lo finiquitó con prontitud.Más vulgar resultó el tercer toro. No dijo nada ni el toro ni un Rubén Piñar demasiado plano y monótono en una labor que no cogió vuelo nunca.El sexto, un torazo en tipo y hechuras, fue sólo fachada. El de Ibán se rompió en el caballo, empujó con riñones pero llegó sin gasolina al último tercio. Pinar lo intentó pero la sosería y el escaso viaje del toro le hicieron desistir rápido. FICHA DEL FESTEJO Madrid, miércoles 29 de mayo de 2014. 20ª de Feria. Dos tercios de plaza. Toros de Baltasar Ibán, muy bien presentados. Conjunto que se empleó en el peto pero se vino pronto abajo. Destacaron el noble 1º y el encastado 2º. Fernando Robleño, silencio y silencio tras aviso. Luis Bolívar, silencio tras aviso y silencio. Rubén Pinar, silencio y silencio.

Lo más visto