También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Cuatro años después

La hora de la verdad del Madrid Arena

La Audiencia Provincial de Madrid notifica a todas las partes su sentencia cuando se cumplen cuatro años de aquella fiesta de Halloween que acabó en tragedia
Exterior del pabellón Madrid Arena. EFE
Exterior del pabellón Madrid Arena. EFE

Esta mañana se conocerá la sentencia del caso Madrid Arena. Apenas falta un mes para que se cumplan cuatro años de aquella fiesta de Halloween que acabó en tragedia. Cinco jóvenes perdieron la vida en una avalancha, que podría haberse evitado y que evidenció una cadena de errores difícilmente justificable.A las 12 de la mañana. Esa es la hora fijada para que las partes reciban el fallo que, contenga lo que contenga, dará mucho que hablar.  El uno de noviembre se cumplirán cuatro años de aquella noche infame, en la que a alguien se le ocurrió agrupar a todos los asistentes de una macrofiesta en un punto específico del Madrid-Arena para que el DJ Steve Aokipudiera lanzarse sobre el público, como quien camina sobre las aguas. Semejante ocurrencia vendría a delatar todo lo que se supo después... que el recinto no tenía licencia municipal para ese tipo de eventos, que la policía era capaz de hacer la vista gorda ante un botellón que se celebra en las inmediaciones, que los organizadores eran capaces de vender más entradas de las permitidas y, encima, abrir las puertas a los del botellón en medio de la noche, que el SAMUR tenía operarios telefónicos capaces de tomarse a cachondeo las primeras llamadas y que el SAMUR también tiene conductores de ambulancia capaces de tomar decisiones, al comprobar que el grupo médico del recinto no sabe usar los equipos de reanimaciónEso decía el asistente del doctor VIÑALS, a quien escucharon decir... “Toda la noche atendiendo borrachos, y mira lo que me traen”. Mientras el caos era total en enfermería, los organizadores se afanaban en hacer desaparecer las entradas de más que habían vendido aquella noche. Las cámaras de seguridad muestran al organizador de la fiesta dando órdenes a sus empleados para borrar evidencias, a pocos metros del amasijo de cuerpos donde Katia, Cristina, Rocío, Belén y Teresa perdían la vida. Algo que a Miguel Ángel Flores  parece que se le olvida cuando, ahora, intenta compartir las culpas. La Fiscalía asegura que la tragedia fue “evitable”, pero sólo pide 4 años de cárcel para Flores, en lugar de los 20 que exige la acusación particular... Y es que el fiscal, al contrario que las familias, cree que las penas por homicidio imprudente no se pueden acumular en función del número de víctimas... Ahí estará una de las claves de la sentencia, tras un juicio en el que hemos visto a los 15 acusados culpándose los unos a los otros, mientras los padres simplemente piden justicia. Isabel de la Fuente, madre de Cristina, asegura que recurrirá si no se hace “justicia”.  Y eso pasa, dice, por que Flores vaya a la cárcel y deje de controlar en la sombra la noche madrileña. Los padres no olvidan, como tampoco lo hicieron las víctimas aquella noche. Lo último que hizo Katia fue dejarle un recado al chico que intentó sacarle de la montonera: “Ya no puedo más, dile a mi padre que le quiero”La hora de la verdad del Madrid Arena

Lo más visto