También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Mundial de Brasil 2014

Honduras confirma que hubo disparos en las inmediaciones de su hotel

La versión oficial asegura que fue un asalto a un cajero automático. Los vecinos dicen que fue un ataque contra las patrullas que velan por Honduras en Sao Paulo.

El jefe de seguridad de la selección hondureña, Saúl Bueso, confirmó este lunes el incidente de la madrugada del lunes en las inmediaciones del hotel de Porto Feliz (Sao Paulo) en el que Honduras se concentra durante el Mundial de Brasil, cuando se escucharon "al menos seis disparos". Según informó la agencia Efe, la ciudad de 50.000 habitantes en la que se concentran los "catrachos" amaneció un tanto enrarecida por el rumor de un supuesto tiroteo contra las patrullas policiales que vigilan el centro de entrenamiento y el hotel hondureño, hecho que la Policía Militar de Sao Paulo negó a Efe mediante un comunicado. Según Bueso, fue un hecho perpetrado por cuatro delincuentes comunes en la vecina ciudad de Sorocaba donde intentaron extraer el dinero de un cajero automático: "La persecución policial comenzó en Sorocaba y se dio en la carretera que interconecta varias ciudades y que pasa por la frente del hotel en el que está hospedada Honduras", explicó Bueso, quien insistió en que "en ningún momento la seguridad de la delegación estuvo comprometida". En esa misma línea, el responsable de la seguridad del equipo hondureño informó de que varios miembros del equipo llegaron a escuchar los tiros pero negó que el incidente tuviera algo que ver con el Mundial de Brasil de 2014. Sobre la información publicada por algunos medios hondureños en los que afirmaban que fueron narcotraficantes los que efectuaron los disparos, Bueso indicó que desconoce el origen de dichos datos y se remitió a las comunicaciones "de la Policía Federal y Militar brasileña" con quien se reúnen a diario: "Verificamos todos los días las condiciones de seguridad con los oficiales de la Policía Federal y el equipo de seguridad de la FIFA, que nos confirmaron que no fue contra la delegación. Confirmado eso, dejamos que sigan con su investigación", se limitó a decir. Tras el informe solicitado por Bueso ayer, cuando se incrementaron las medidas de seguridad del equipo, los órganos de seguridad brasileños confirmaron la detención de "dos de los cuatro posibles asaltantes". Por el contrario, la Policía Militar (PM) del estado de Sao Paulo comunicó a Efe ayer que "los supuestos disparos no ocurrieron en las inmediaciones del Centro de Entrenamiento o del hotel utilizados por la selección de Honduras". Según contaron vecinos de la ciudad a Efe, el blanco de los disparos habrían sido las patrullas que vigilan las instalaciones y no habría tenido que ver con la persecución policial a la que hace referencia Honduras. Además, un teniente de la Policía Militar informó de una "amenaza" recibida la noche del domingo en la que, efectivamente, dichas patrullas serían el blanco de los disparos. Ayer, a diferencia del resto de días, un helicóptero sobrevoló la ciudad de 50.000 habitantes del estado de Sao Paulo que desde el pasado día 9 de junio da cobijo al equipo nacional hondureño.