También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Sede Vacante

Hasta siempre Benedicto XVI

La tarde del 28 de febrero sobre las 17.00 horas, Benedicto XVI partía en helicóptero desde el Vaticano hacia Castelgandolfo, donde tras saludar desde el balcón a los fieles que llenaban la plaza de la Libertad diciéndoles que desde ese momento se convertiría en un peregrino más, pondría fin a su Pontificado.
Último tuit enviado por el Papa desde su cuenta @Pontifex
Último tuit enviado por el Papa desde su cuenta @Pontifex

De 

El Papa Benedicto XVI partía del Vaticano a las 17:07 horas, tres horas antes de que su renuncia al Pontificado se hiciera firme. Lo ha hecho en un helicóptero que lo ha llevado a Castel Gandolfo. Desde allí se ha dirigido a los fieles: "vamos a avanzar adelante por el bien de la Iglesia y del mundo".Minutos antes de que su helicóptero despegase, el Papa abandonada el apartamento en el Palacio Apostólico para dirigirse al helipuerto del Vaticano. El Pontífice fue despedido en el Patio de San Dámaso por un piquete de la Guardia Suiza y sus colaboradores de la Secretaría de Estado. Después se ha subido al automóvil en el que acompañado de su secretario, Georg Ganswein, se ha dirigido al helipuerto, construido en un lateral de los Jardines Vaticanos. Lo acompañaban además su también secretario Alfred Xuereb, monseñor Leonardo Sapienza; y su médico particular, Patrizio Polisca. Georg Ganswein rompió a llorar al ir ayudar a Benedicto XVI a subirse al coche.Desde ese vehículo, el Papa ha enviado el último tuit desde su cuenta oficial @pontifex. En él ha agradecido el amor y la cercanía de los fieles. “Gracias por vuestro amor y cercanía. Que experimentéis la alegría de tener a Cristo como el centro de vuestra vida”, ha sido el último mensaje publicado por Benedicto XVI desde esta red social. Tras este tuit, esta cuenta queda a disposición del futuro Pontífice, como ha explicado el propio portavoz vaticano, Federico Lombardi, siempre que este nuevo Papa “desee hacerlo”, dijo.Tras despegar el helicóptero, todas las campanas de Roma comenzaron a sonar. Unos 15 minutos después, Benedicto XVI llegaba a Castel Gandolfo, a una treintena de kilómetros al sur de Roma, en cuyo palacio pontificio se alojará a partir de ahora. El helicóptero en el que viajó desde el Vaticano aterrizó en el helipuerto de la Villa Pontificia a las 17.24 horas local.Allí fue recibido por el cardenal Giuseppe Bertello, presidente del Governatorato del Vaticano (ente que gestiona el pequeño estado, del que depende la Villa Pontificia de Castel Gandolfo), y el arzobispo Giuseppe Sciacca, secretario del Governatorato.Asimismo, estaban presentes el obispo de Albano, diócesis a la que pertenece Castel Gandolfo, Marcello Semeraro; el director de la Villa Pontificia, Severio Petrillo; la alcaldesa del pueblo, Milvoa Monachesi, y el párroco, Pietro Diletti.Desde el helipuerto se trasladó al palacio apostólico, desde cuyo balcón central se ha asomado a la plaza del pueblo para dirigir unas palabras a los vecinos y fieles reunidos allí para saludarle.“Gracias, buenas noches, gracias a todos vosotros”, han sido las últimas palabras de Benedicto XVI como Papa. Antes, Benedicto XVI ha dicho a los fieles “estoy conmovido por vosotros, por la grandeza del creador y por vuestra simpatía que me hace mucho bien”. El Papa ha proseguido: “sabéis que este día es distinto para mi a todos los anteriores , no seré más Pontífice de la Iglesia Católica después de las ocho, seré simplemente un peregrino que afronta su última etapa de su peregrinaje en esta tierra”. En este momento los aplausos de los asistentes han interrumpido el mensaje de Benedicto XVI, que a continuación ha añadido: “con mi corazón, con mi amor, con mi oración, con toda mi fuerza interior trabajaré para el bien común y para el bien de la Iglesia. Me siento muy apoyado por vuestra simpatía. Trabajemos para el Señor, para el bien de la Iglesia y del mundo, gracias por vuestro afecto. De todo corazón mi bendición, que Dios Todopoderoso os bendiga en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”. Tras estas palabras, el Papa se ha retirado del balcón ante una gran ovación de los fieles.Benedicto XVI permanecerá en Castel Gandolfo unos dos meses hasta que estén acabadas las obras de acondicionamiento del monasterio de clausura "Mater Ecclesia", un edificio levantado en los jardines vaticanos, donde tiene previsto alojarse definitivamente.

Lo más visto