También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En Mediodía COPE

En Haití "queda mucho por hacer"

Juan López Dóriga, presidente de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, dice que en Haití “no sólo hay responder al terremoto, hay que ayudar a abordar los problemas que ya tenía”.
Dos niños juegan en Puerto Príncipe, capital de Haití que...
Dos niños juegan en Puerto Príncipe, capital de Haití que fue arrasada por el terremoto. REUTERS

Tres años después del terremoto que asoló a Haití, “queda mucho por hacer”, según ha reconocido Juan López Dóriga, presidente de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, que desde la catástrofe trabaja en el país centroamericano, porque el terremoto lo que hizo fue agravar la situación de un país del mundo que ya vivía en una situación difícil”. Durante una entrevista en Mediodía COPE, LópezDóriga ha recordado que Haití es uno de los países más pobres del mundo”, por lo que “no sólo hay responder al terremoto, hay que ayudar a Haití a abordar los problemas que ya tenía”. En cuanto al papel de España en este país, “en un primer momento mediante su ayuda humanitaria, y ahora está empeñada en ayudar a Haití a resolver las cuestiones que tiene pendiente”. Dóriga ha explicado que España eligió centrarse “en algunos sectores, especialmente en el del agua y saneamiento, donde España se ha comprometido a dar servicio a dos millones de haitianos, el 20 por ciento de su población. Esto supone una mejora de la salud y una mejora de vida de los haitianos”. Aunque para la recuperación del país, “Haití necesita un compromiso de la sociedad civil para poner en marcha un proceso de desarrollo, además del compromiso de las instituciones y de ayuda internacional”, ha contado Juan López Dóriga en los micrófonos de COPE.A pesar de los esfuerzos, “es difícil ayudar en Haití, de ahí que los esfuerzos tengan que enfocarse a procesos de medio y de largo plazo, y que la colaboración de las instituciones sea fundamental. Colaborar con ellas y fortalecerlas es un requisito imprescindible, y España también lo está haciendo”. Cuando ocurrió el terremoto, “la comunidad internacional se organizó para no duplicar sus labores en Haití”. Y España, “después de la fase de emergencia”, decidió “trabajar en agua y saneamiento, pero también estamos haciendo otras cosas, como contribuir a la reconstrucción de las escuelas, a la seguridad alimentaria”. Para ello, López Dóriga ha dicho que “queremos dar sostenibilidad a los esfuerzos que estamos haciendo. Para que Haití se sostenga necesita crecimiento económico, pequeñas y medianas empresas que generen crecimiento y empleo”.