También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

La UE hace oídos sordos a la iniciativa ciudadana en favor de la vida

En un significativo acto democrático, la iniciativa “Uno de los nuestros” había recogido más de un millón setecientas mil firmas para pedir a la Unión Europea que no se financien las actividades que requieren la destrucción de embriones humanos, en particular en las áreas de investigación, como los proyectos que utilizan células madre de embriones, y en cooperación al desarrollo, con financiación directa o indirecta del aborto. Lamentablemente, la Comisión Europea ha hecho oídos sordos ante esta iniciativa ciudadana.Los obispos de la COMECE lo han lamentado como voz relevante y casi única, para denunciar los intereses que sostienen la cultura de la muerte y silencian cualquier iniciativa que se muestre contraria a lo políticamente correcto. Podrían hacerlo desde razones religiosas, sería absolutamente legítimo, pero los obispos inciden en los poderosos argumentos éticos, científicos, jurídicos e incluso económicos que existen para defender la vida humana desde su origen y hasta su fin natural.Queda la pequeña puerta abierta de remitir de nuevo la cuestión al Grupo Europeo de Ética, donde el asunto de fondo podría ser revisado, pero pase lo que pase, la decisión de la Comisión Europea de mirar para otro lado no debe disuadir a toda la sociedad, y en particular a los cristianos, para continuar promoviendo en el futuro iniciativas como éstas. No es una cuestión menor. Está en juego la construcción paciente de una nueva cultura de la vida en una Europa que necesita un nuevo inicio. 

Lo más visto