También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Línea Editorial COPE

Hace falta una respuesta común europea al reto de la inmigración

La colaboración entre España y Marruecos ha servido para desarticular una red yihadista dedicada a la captación de terroristas en ambos países, éxito que pone de relieve la importancia de esta colaboración policial, paradójicamente en una semana en la que han quedado expuestas sus limitaciones.Por razones que aún se desconocen, Marruecos dejó de vigilar durante 48 horas la salida de embarcaciones hacia las costas de Cádiz, lo que propició la llegada de unas 1.300 personas en precarias condiciones. Gracias al buen estado del mar, no hubo que lamentar víctimas, pero la actitud irresponsable de Marruecos podría haber provocado una tragedia. Mariano Rajoy ha optado, sin embargo, por enfriar la polémica, y en cambio ha pedido a la UE una política “contundente contra la inmigración ilegal”, que “debe sobre todo –ha dicho- intentar ayudar” a quienes emigran en busca de una vida digna.La presidencia de turno italiana se ha fijado como prioridad alcanzar un acuerdo en esta materia, después de que, sólo entre enero y julio, hayan llegado en barcazas al país transalpino unos 100 mil inmigrantes. Los países mediterráneos son la puerta de entrada a Europa, aunque no necesariamente el destino de estas personas. Esa razón debería bastar para un compromiso solidario de todala Unión, pero en estos momentos concurren además circunstancias excepcionales. La emergencia humanitaria provocada por los conflictos en Siria, Irak y Libia y la amenaza del virus del ébola hacen hoy más urgente que nunca una respuesta común y global frente al reto de la inmigración.

Lo más visto