También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Molestos con la designación de Undiano Mallenco

Guillén: "Lo que vivimos era difícil imaginarlo"

La temporada del Betis parece dibujada. El equipo camina con paso firme en puestos de Liga de Campeones y la ilusión se ha disparado. El propio Miguel Guillén, en los micrófonos de la Copa, resumía perfectamente el estado de euforia que se vive en el belicismo: “Todo esto era difícil imaginarlo, sobre todo por los problemas. Es el resultado de un proyecto, en el que está implicado todo el club y que empieza a dar sus frutos poco a poco”.

Sin duda, el éxito bético viene rodeado por la irrupción de un hombre en los banquillos. La figura de Pepe Mel ha tomado una enorme fuerza y el presidente así lo valora: “Está respondiendo a la confianza que se le dio de una forma exagerada. Hay pocos entrenadores que hayan soportado una racha de diez partidos sin ganar. Se tomó en su día la decisión correcta. Se tuvo paciencia, se confió en él. Era la persona indicada". Asimismo, deslizó la intención de retener a todos los jugadores importantes en el mercado invernal: “Esperemos que no salga nadie. No queremos vender a nadie. Tenemos un proyecto deportivo bonito. Nuestro principal interés es que se queden todos”.Lo que sí tiene a los béticos algo molestos es la designación de Undiano Mallenco como el colegiado para dirigir el próximo encuentro copero ante el Atlético de Madrid. Guillén mostró su extrañeza, pero prefirió no levantar la polémica tras el mal arbitraje que recientemente este árbitro le hizo al Betis: “Nos sorprende, pero confiamos en que lo va a hacer bien. La labor del árbitro es muy complicada, nos hemos visto perjudicados en los últimos arbitrajes, pero estamos convencidos de que Undiano saldrá concentrado para acertar en cada una de sus decisiones".