También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Línea Editorial 31/01/2013

La guerra en Malí

La llegada del primer grupo de soldados españoles a Mali coincide con  la liberación de las principales ciudades del norte del país por parte del ejército francés. La Comunidad Internacional ha ratificado estos días la necesidad de una actuación contundente en un enclave estratégico para la lucha contra el terrorismo y para la estabilidad del norte de África y del Mediterráneo. La decisión de la Conferencia de donantes, reunida en la sede de la Unión Africana, de inyectar fondos para acelerar el final de la guerra y alentar el proceso de estabilidad institucional es una buena noticia. La Unión Europea debe ser consciente de que los franceses no deben ser los únicos en intervenir, aunque hayan sido los primeros. Por otra parte esta operación militar es un recurso extremo y necesario, pero no resolverá por sí misma el fondo del problema.    La intervención francesa busca frenar con eficacia la ofensiva de los islamistas, que habían impuesto su régimen de terror en las ciudades y abocaban al país a convertirse en un estado terrorista con graves repercusiones para la estabilidad en la delicada zona del Sahel. Pero una vez reconquistado el terreno es necesaria una revisión de las estrategias  de Occidente en esa zona. El siguiente paso deberá contribuir a reforzar  a las fuerzas militares locales en la defensa del orden político y en la estabilidad del sistema. Y sobre todo hay que activar la conciencia del mundo musulmán para que sea extirpada de su seno cualquier justificación supuestamente religiosa de la violencia.

Lo más visto