También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

El gozo de la Epifanía

Hoy celebramos en el seno de la Iglesia la festividad de la Epifanía, la manifestación del Hijo de Dios a la humanidad entera representada por los tres Reyes Magos que, llegados de países lejanos, guiados por la luz de la estrella, acudieron a la gruta de Belén para adorarlo y ofrecerle sus regalos. Los tres magos se alegraron con un gozo incontenible al contemplar en su humildad al Niño Dios, al que buscaban desde que descubrieron en el cielo una luz que anunciaba que algo muy grande iba a ocurrir en algún lugar remoto, desconocido por ellos. Desde entonces, los cristianos nos llenamos también de gozo al recordar, con los regalos que nos intercambiamos, aquel acontecimiento.Estos días hemos asistido a una serie de  esperpentos en los que algunas autoridades han tratado de convertir la fiesta de los Reyes en un carnaval, despreciando su significado y la tradición de nuestro pueblo. Es tiempo de que esta gran fiesta, también en su dimensión popular en las calles y plazas, vuelva a tener como protagonistas a las comunidades cristianas, sin olvidar su dimensión esencialmente misionera, más aún en una sociedad que ha olvidado en buena parte sus raíces cristianas.Esta fiesta de los Reyes Magos nunca podrá erradicarse del corazón de quienes reconocemos en Jesús al Hijo de Dios, y lo hacemos con el regalo a cuantos nos rodean de las virtudes que manifiestan la misericordia divina.Gocemos, pues, de este día, con la paz y la ilusión que envuelve una de las fiestas de mayor trascendencia dentro del tiempo de Navidad.

Lo más visto