También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
CULTURA | Finalista del Premio Planeta

González Sinde: Escribir, una medicina que cura las "heridas" de la política

EFE
EFE
  • cope.es
  • cope.es

A Ángeles González Sinde su paso por la política, como ministra de Cultura en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, le dejó "heridas", que ella intenta "curar" con la escritura. #Planeta

A Ángeles González Sinde su paso por la política, como ministra de Cultura en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, le dejó "heridas", que ella intenta "curar" con la escritura, un oficio que hasta ahora había cultivado como guionista de cine y como autora de textos infantiles.

"Sí, categóricamente, la escritura es muy buena medicina", confiesa González Sinde en una conversación con EFE pocas horas después de proclamarse finalista del Premio Planeta de Novela, fallado anoche en una multitudinaria velada literaria en la que #Clara Sánchez, su compañera de palmarés, se alzó con el primer galardón.

Han pasado casi dos años desde que Ángeles González Sinde dejó de ser ministra, pero, a juzgar por sus palabras y por una cierta expresión melancólica, el tiempo transcurrido no le ha hecho olvidar una experiencia que, según parece, dejó en ella heridas todavía sin cicatrizar. Aunque, quizás, no lo descarta, este premio le ayudará a olvidar los sinsabores de la política.

"He vuelto a mi oficio de escribir, de contar historias", decía una "conmovida" por el galardón Ángeles González Sinde, que se siente privilegiada por ello, "en momentos en los que muchas personas están cambiando de rumbo profesional" obligadas por la crisis económica.

"El buen hijo", su primera novela para adultos, es el título del texto con el que ha dado en el centro de la diana del Planeta, un premio que, para empezar, le ha proporcionado 150.250 euros y unas previsiones de ventas siempre muy optimistas.

La exministra de Cultura y expresidenta de la Academia de Cine se presentó al Planeta ocultando su condición de mujer, bajo el seudónimo de Salvador Durán, y con una novela que comenzó a escribir cuando todavía no había sido llamada por José Luis Rodríguez Zapatero para formar parte de su último Gobierno.

Un texto que el jurado encargado de fallar un premio ya longevo, que este año ha celebrado su LXII edición, leyó bajo el título, también ficticio, de "Volver a los diecisiete".

"Comencé la escritura de esta novela hace ya varios años. Pero la tuve que guardar en el cajón cuando acepté ser ministra. Durante algún tiempo sentí que la historia se me iba escapando, hasta que la retomé tras salir del Gobierno", recordaba anoche la finalista del Planeta.

González Sinde sintió "la necesidad" de retomarla una vez acabó "un tiempo de gran exposición", como ella se refiere a sus años de ministra. "Lo hice cuando tuve la certeza -recuerda- de que iba a tener tiempo, recogimiento y la soledad necesaria para sentarme a escribir".

El resultado es la historia de Vicente, un hombre de 36 años, apocado, que vive a la sombra de su madre viuda y trabaja en el negocio que ella regenta. Un hombre insatisfecho hasta que una serie de sucesos le hacen escapar de tan asfixiante entorno, según la propia descripción del texto hecha por el jurado del Planeta.

"Un hombre obstinado, perseverante", según la autora, un personaje que anteriormente intentó "colar" en otras historias, concretamente en varios guiones de cine que finalmente no cuajaron. "Pero la voz de Vicente se hizo poco a poco más poderosa, hasta adueñarse de la novela", destaca la autora de cuatro novelas infantiles anteriores.

Para la finalista del Planeta "todos deberíamos atrevernos a cambiar, como Vicente, ser uno mismo y no lo que los demás esperan que seamos".

"Hay muchos que piensan que los guionistas no deberíamos salirnos del género. Yo lo he hecho, y aquí está el resultado", destacó quien siempre escribe "con un final muy claro" en su imaginación.

González Sinde no escribió, pues, "El buen hijo" pensando en el cine, pero, cuando se le pregunta si la historia de Vicente puede acabar siendo un guión, se lo piensa y acaba reconociendo que no lo descarta, aunque "tendría que trabajar mucho para adaptarlo".

Ahora bien, es consciente de que la industria del cine no atraviesa un buen momento. "Escribo -dijo en la rueda de prensa que puso fin a la noche del Planeta- porque no hay manera de hacer cine".

Cuando se pone a ello, sea lo que sea, lo hace "desde la confianza de estar a la altura y con el ánimo de comunicarme con el mayor número posible de personas". Con "El buen hijo" confía que los lectores rían "y se conmuevan" con la peripecia vital de Vicente, su protagonista.

El de la escritura, según González Sinde, "es un mundo muy competitivo y cada día más complejo. Es muy difícil destacar", reflexiona en voz alta quien lo acaba de conseguir con su primera novela y gracias al Premio Planeta.

Lo más visto