También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Línea Editorial 5/01/2015

Un gesto de confianza

Monseñor Ricardo Blázquez ha expresado esta mañana, en rueda de prensa, su sorpresa y gratitud al Papa por su elección como nuevo Cardenal de la Iglesia Católica. Ese haz de sentimientos, como lo ha descrito don Ricardo, incluye también un estímulo, porque cuando se otorga la confianza uno está obligado a responder. Hay tareas que se aceptan desde las convicciones mas profundas y Monseñor Blázquez asume el encargo desde la fe cristiana, el ministerio apostólico y el servicio a todos los hombres y mujeres de la sociedad, del que ha dado buen ejemplo en las diócesis que hasta ahora le ha tocado pastorear. Ayer mismo recordaban desde la diócesis de Bilbao cómo en su despedida había dicho emocionado que allí dejaba parte de su vida, no solo como tiempo empleado, sino sobre todo como alma que se ha repartido, queriendo ser padre, hijo y amigo.Su designación como Cardenal es un gesto de confianza hacia su persona pero también hacia la Iglesia que peregrina en España. A veces por contagio de lo que aparece en algunos medios de comunicación, tenemos la tentación de interpretar este tipo de nombramientos en clave de poder. Por eso es buen momento para recordar que se trata de un servicio, de un servicio muy cualificado desde el que los nuevos cardenales apoyarán al Papa Francisco en su ministerio apostólico. Recemos por ellos, como el propio Papa nos pidió ayer, para que sirvan a la Verdad y sean testigos del Evangelio en todo el mundo.