También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Asturias |

La fusión de áreas sanitarias en el Principado va a convertir a los habitantes del Occidente en ciudadanos de segunda

El diputado de FORO, Albano Longo, ante la posible fusión de áreas sanitarias con la que coquetea el Gobierno Socialista en el Principado de Asturias, dice “estamos ante un peligroso experimento realizado con pólvora ajena y con serios riesgos para la adecuada viabilidad de los servicios y calidad asistencial en los hospitales de Jarrio y Cangas de Narcea” que pasaría a convertir a los vecinos del Occidente de Asturias en “ciudadanos de segunda clase” FORO se opone a este proyecto porque la única ventaja “es un supuesto ahorro económico” y es evidente que la perspectiva de los problemas de la Sanidad “es muy distinta desde las céntricas oficinas de Calatrava que desde las zonas rurales del Occidente”

De 

El diputado y portavoz de Sanidad de FORO, Albano Longo, ha trasladado nuevamente la preocupación de su Grupo Parlamentario “ante el globo sonda lanzado por el Gobierno socialista en relación a la que parece cada vez más real fusión de áreas sanitarias pasando así de 8 a 4”. “Si el plan socialista se consuma desaparecerá como área sanitaria independiente la noroccidental de Jarrio, que se integraría en Avilés; la suroccidental de Cangas del Narcea, que se fusionaría con la de Oviedo; la oriental de Arriondas se uniría a la de Gijón, y la de Mieres se integraría en la de Langreo”, denuncia. El diputado anuncia que FORO se opone a este proyecto “ya que la única ventaja que alegan desde el Ejecutivo de Javier Fernández es un supuesto ahorro económico, pero como es ya costumbre en la particular gestión socialista el virtual estudio económico ni se conoce ni se le espera”. “Por otro lado, y más importante, omite en todo momento las desastrosas repercusiones que tendría sobre la calidad asistencial de las zonas rurales”, añade. “Estamos ante un peligroso experimento realizado con pólvora ajena y con serios riesgos para la adecuada viabilidad de los servicios y calidad asistencial de los hospitales de Jarrio y Cangas del Narcea”, afirma Longo, para quien “no es casual que los defensores de las fusiones vivan o trabajen en las áreas sanitarias grandes y centrales en las que se integrarían las áreas pequeñas que correrían un serio riesgo de ser volatilizadas. Es siempre muy fácil pretender ahorrar a costa de los demás, sobre todo si no se corren riesgos en caso de que fracase el experimento”. “Es evidente que la perspectiva de los problemas de la Sanidad es muy distinta desde las céntricas oficinas de Calatrava que desde las zonas rurales del Occidente”, manifestó Longo, que denuncia la situación de los habitantes del Occidente de Asturias y pone como ejemplo “un paciente de edad avanzada que esté en un pueblo a más de 200 kilómetros y casi tres horas de viaje, por ejemplo en Belén de la Montaña, San Martín de Oscos o incluso en El Espín, al lado del hospital de Jarrio pero muy lejos de Oviedo o Avilés, con lo que se le acarrearían los consiguientes gastos y trastornos en comparación con la situación actual”. “Por otro lado los problemas que afectan a menos personas y están lejanos suelen preocupar menos a los gerentes sanitarios, por lo que debemos considerar que un gerente con dos hospitales a su cargo tenderá a destinar sus recursos al hospital de mayor tamaño”, afirma Longo. “Esto lo confirma la experiencia y actualmente podemos comprobar que cuando hay pocos especialistas se da prioridad a los hospitales del centro de Asturias de mayor tamaño frente a los de las alas o cuando hay que renovar un aparato hemos comprobado como siempre tiene preferencia el hospital grande”, añade el diputado, que considera que en una gerencia de gran tamaño como las que pretende crear la Consejería de Sanidad, el gerente estará presionado para resolver los problemas de la cabecera del Área y “no tendrá ninguna presión para los problemas de la periferia por lo que les dará menos importancia”. Longo también cree importante tener en cuenta el componente de proximidad “que permite el conocimiento de los problemas desde donde acontecen y no por control remoto, ya que el contacto directo de los ciudadanos y profesionales con los directivos sanitarios desaparecerá”. El diputado anuncia que FORO ha presentado una iniciativa parlamentaria para la defensa de los hospitales periféricos como los de Cangas del Narcea o el de Jarrio. “La fusión de áreas sanitarias con la que coquetea el Gobierno socialista amenaza con convertir a los habitantes del Occidente en ciudadanos de segunda clase, faltando así al principio de solidaridad interterritorial que todo Gobierno responsable debe de cumplir”, concluyó.

Lo más visto