También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En La Mañana de Expósito

Frontera entre Siria y Turquía, ¿dónde está la comunidad internacional?

Desde la Segunda Guerra Mundial no había una crisis de refugiados tan grave y eso que hace 20 años se vivieron dos, la tragedia en África con las crisis de Los Grandes Lagos y en los Balcanes, pero nunca había habido tantos refugiados como los que se acumulan en la frontera entre Siria y Turquía.
Reuters
Reuters

La negligencia de los líderes internacionales está condenando a millones de refugiados a la miseria y a miles a la muerte por no ofrecer el respaldo necesario para protegerlos, denunció la ONG Amnistía Internacional (AI). "Somos testigos de la peor crisis de refugiados de nuestra era, con millones de mujeres, hombres y niños luchando para sobrevivir en medio de guerras atroces, redes de tráfico de personas y Gobiernos que persiguen intereses políticos egoístas en vez de mostrar compasión", dijo el secretario general de AI, Salil Shetty. La organización presentó en Beirut un informe sobre la situación de los desplazados en el mundo con motivo de la celebración el próximo 20 de junio del Día Internacional del Refugiado. Shetty destacó en una rueda de prensa que, por primera vez desde la II Guerra Mundial (1939-1945), el número de personas desplazadas de forma forzosa de sus hogares ha superado los 50 millones. Sin embargo, la comunidad internacional no está respondiendo a la altura en esta crisis, sino que su reacción está siendo "un fracaso vergonzoso", consideró Shetty. Un ejemplo de ello es lo que ocurre en el Líbano, país elegido por AI para lanzar su informe porque "está en el epicentro de la crisis de refugiados sirios", que es "la mayor de la historia". Según AI, más de la mitad de la población siria ha huido de sus casas, de los que cuatro millones se han refugiado en el extranjero, la mayoría (el 95 %) en Estados vecinos como Turquía, el Líbano, Jordania, Egipto e Irak. Estos países tienen por su parte dificultades para afrontar estas circunstancias, porque la comunidad internacional no les está suministrando recursos suficientes. En el caso del Líbano, que es el que acoge el mayor número de sirios, tan solo se han cubierto el 18 % de los fondos del llamamiento hecho por la ONU para atenderles. Shetty reconoció que está "impactado" tras visitar ayer a algunos de esos refugiados en el valle libanés de la Bekaa. "Todas las personas con las que hablé quieren volver a Siria. Dado que esta opción no es realista en el futuro próximo, hay que ayudarles", reflexionó. No obstante, ante la falta de apoyo, Estados como el Líbano están aplicando restricciones, como nuevos criterios para la entrada de sirios y la renovación de sus visados de residencia. En consecuencia, es probable que muchos sirios intenten alcanzar Europa cruzando el Mediterráneo, que AI califica como "la ruta marítima más peligrosa". De hecho, de acuerdo a los datos de la ONG, en 2015 los sirios están siendo la nacionalidad más numerosa que intenta alcanzar Europa por mar. Según el informe, en 2014, 219.000 personas de distintos países cruzaron el Mediterráneo en "condiciones de peligro extremo", 3.500 de ellas fallecieron y las autoridades italianas rescataron a unas 170.000. En octubre de ese año, Italia, presionada por otros miembros de la UE, canceló la operación de rescate Mare Nostrum, que fue reemplazada por la Triton, más limitada y ejecutada por la Agencia Europea de Fronteras (Frontex). AI detalló que Tritón no tenía una mandato de búsqueda y rescate, disponía de menos embarcaciones y operaba en una superficie menor, lo que contribuyó a un aumento drástico de las muertes en el Mediterráneo. Tras varios casos "horribles" de pérdidas humanas en el mar, los líderes europeos decidieron aumentar los recursos de la operación a finales de abril de este año, lo que AI aplaude como "un paso para incrementar la seguridad en el mar de refugiados y emigrantes". La Comisión Europea ha propuesto, por su parte, que sus miembros ofrezcan 20.000 plazas para reasentar a los refugiados de fuera de sus fronteras, una cifra que AI considera demasiado pequeña. En el documento, la ONG hace un recorrido también por las condiciones de los refugiados en África y en el Sudeste Asiático, donde brilla por su ausencia el apoyo internacional. Por ello, opina que hay que revisar radicalmente las políticas y propone una serie de medidas a los Gobiernos de todo el mundo, como un compromiso para reasentar de forma colectiva a un millón de refugiados durante los próximos cuatro años. Sugiere también el establecimiento de un fondo especial para momentos de crisis y ayudar a los Estados que acogen a grandes números de desplazados. Otros de los pasos que AI plantea son una ratificación global de la Convención de la ONU para los Refugiados y el desarrollo de sistemas nacionales que garanticen a los refugiados servicios como la sanidad y la educaciónFrontera entre Siria y Turquía, ¿dónde está la comunidad internacional?

Lo más visto