También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Línea Editorial 29/11/2015

Francisco, testigo de la misericordia en Bangui

  • cope.es
  • cope.es

El nombre de Dios «no debe ser usado jamás para justificar la violencia», decía el Papa en Kenia durante el encuentro ecuménico e interreligioso celebrado en la Nunciatura. Promover la convivencia fraterna con evangélicos y musulmanes es uno de los grandes retos de este viaje a África, sobre todo en su última etapa, la República Centroafricana. Francisco visita un país en guerra. Las causas del conflicto son políticas y ajenas a la religión, pero la violencia se ha visto exacerbada por el hecho de que el grupo golpista Seleka es de mayoría musulmana, mientras que, en el bando contrario, los militantes anti-balaka se autodenominan cristianos y animistas. En medio de esta situación, el arzobispo de Bangui, el imán de la capital centroafricana y el líder de la Alianza Evangélica promueven juntos la paz por todo el país. La visita del Papa es un respaldo a esos esfuerzos y lanza un poderoso mensaje sobre el verdadero sentido de la religión y su implicación por un mundo mejor. Esa implicación, para la Iglesia, se concreta de modo privilegiado a través de las obras de misericordia, como dar de comer al hambriento, acoger al que no tiene techo o perdonar al que nos ofende. Estas obras de misericordia no solo presentan al mundo el rostro más auténtico de Dios, sino que ofrecen el mejor punto de encuentro posible con las personas de otras creencias y convicciones. De ahí la importancia de que, adelantándose 10 días a la apertura oficial en Roma, Francisco haya elegido Bangui, una ciudad asolada por la violencia, para inaugurar el Año de la Misericordia.

Lo más visto