También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TOROS | Gran tarde sin espada de Ponce y Perera

Fortes, creciendo a base de sangre

El diestro Saúl Jiménez Fortes resultó herido de gravedad este miércoles en Bilbao tras ser corneado en su primer toro. Una cornada extensa en el muslo derecho. Enrique Ponce y Miguel Ángel Perera estuvieron a gran altura pero fallaron a espadas.
Momento de la cornada sufrida por Jiménez Fortes este miércoles...
Momento de la cornada sufrida por Jiménez Fortes este miércoles en Bilbao. EFE

Bilbao, miércoles 21 de agosto de 2013. 5ª de Feria. Casi tres cuartos de plaza. Toros de Alcurrucén, bien presentados, astifinos y de juego desigual. Enrique Ponce, saludos tras aviso en ambos. Miguel Ángel Perera, saludos y palmas y saludos. Jiménez Fortes, ovación que recoge la cuadrilla tras ser herido.Le perdió la cara apenas dos segundos. Ya al final de faena. Los justos para que el toro de Alcurrucen prendiese por el muslo a Jiménez Fortes y lo tuviese colgado del pitón durante muchos segundos. Esta vez la frase de "se hicieron eternos" tuvoverdad y no sonó a tópico. El pitón atravesó la pierna derecha, la misma que todavía mantenía los puntos frescos en la corva por culpa de otra cornada sufrida recientemente en Marbella. La verdad de un Jiménez Fortes que nunca volvió la cara a un toro que se frenó y no términó de rebosarse.La tarde no volvió a ser igual. La plaza cayó sumida en un ambiente raro y sólo la actitud de Enrique Ponce y Miguel Ángel Perera ante una compleja corrida de Alcurrucén ayudó a mantener el interés de lo que sucedió en el ruedo bilbaíno.Cuidó mucho Ponce a su primero. Un toro que embistió sin entrega, siempre a media altura y mejor a derechas. Por ese pitón acompañó con suavidad y limpieza el valenciano, siempre llevado muy torada la embestida y relajada la figura. Al natural no hubo el mismo acoplamiento ya que elmdemAlcurrucen se descomponía más en sus viajes. La estocada cayo tendida al encuentros Ponce estropeó el final con el descabello.Pero la faena de mayor poso la trenzó Ponce al quinto. Consciente del momento por el que esta atravesando, el de Chiva cumpuso un trasteo de elegantes formas y ritmo sostenido. El de Alcurrucén soltaba la cara, defecto que limó un Ponce en estado de gracia que dejó como mejores tandas una por cada lado. Una al natural a pies juntos y una postrera a derechas aprovechando la querencia del toro ya a tablas. Un final por bajo dio paso a una estocada atravesada que no fue suficiente para tumbar al toro. Y de nuevo apagón con el descabello que privó a Ponce de redondear su Semana Grande con algún trofeo más en el esportón.Bajito pero muy astifino fue el segundo, un toro que descolgó desde salida y que aprovechó Miguel Ángel Perera realizar una faena siempre resuelta por abajo. Por el pitón derecho hubo mucho temple y pases de larguísimo trazo. Por el izquierdo el toro probó más pero la firmeza de plantas del extremeño hico que ligase una tanda de mérito. Sufrió un fuerte pisoton antes de dejar una estocada que viajó rinconera y de la que el toro tardó en caer, lo que redujo una petición que no fue suficiente para que palco concediese el trofeo. Más basto de hechuras fue el cuarto, un colorado al que le costó un mundo seguirla muleta de un Perera que volvió a apostar por la distancia corta, dejándose llegar muy cerca los pitones. Volvió a ser tropezado en el pie derecho y visiblemente cojeando, Perera pasaportó al toro con prontitud.Nadie apostaba por el sexto, pero la actitud de Perera hizo romper al toro en un par de tandas en la que el de Puebla de Prior llevó cosido en la muleta al de Alcurrucén. Con la gente metida en la faena, el fallo a espadas privó también a Perera de haber sumado algún trofeo.

Lo más visto