También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Línea Editorial 16/01/2015

Filipinas se vuelca con el Papa

Hacía 20 años que Filipinas no recibía a un Papa. Las imágenes que llegan desde el archipiélago dan fe de la alegría desbordante en el país con mayor población católica de Asia. Hasta 6 millones de personas participarán estos días en las celebraciones papales, pero los momentos más emotivos serán los encuentros con las víctimas de los tifones de 2013 y 2014. Francisco mostró entonces su cercanía a la comunidad filipina de Roma y desde el primer momento quiso llevar personalmente su abrazo a quienes perdieron a sus seres queridos y sus hogares en aquellas catástrofes naturales. Pero si catástrofes así producen resultados tan devastadores es debido a la pobreza. La Iglesia en Filipinas lleva a cabo una admirable labor con los necesitados, pero no es suficiente. Los obispos han puesto especial hincapié en la responsabilidad de los laicos en un país mayoritariamente católico, lacerado, sin embargo, por la corrupción y la desigualdad, con más de una cuarta parte de la población por debajo del umbral de la pobreza. Éste es un reto para las jóvenes Iglesias del sur: que el entusiasmo y la alegría de la fe se traduzcan en un orden social más justo. Esta implicación social, precisamente, ha caracterizado la labor de la Iglesia en Asia en las últimas décadas, y probablemente sea una de las razones que explican su rápido crecimiento.