También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
LA PUEBLA DEL RÍO (SEVILLA)

La Fiesta según Morante

La localidad sevillana de Puebla del Río ha celebrado este fin de semana sus fiestas en honor a San Sebastián con sabor a toro y su torero... a Morante de la Puebla.
La plaza de La Puebla se llenó de niños que...
La plaza de La Puebla se llenó de niños que jugaron al toro con Morante. FIT

Es José Antonio Morante de la Puebla un hombre de personalismo y acusada carácter, y todo lo que hace lleva el sello indeleble del morantismo, algo que es difícil describir pero que se que huele a torero, que sabe a ese forma de a entender el arte  que tiene tanto que ver con el riesgo, la improvisación estudiada y genial y con el valor de descubrir nuevos caminos con sabor a viejo. A todo eso dejo aromas el intenso fin de semana de San Sebastián en La Puebla del Río inspirado en Morante.En la tarde del viernes las calles de La Puebla del Río un parvulario torero corrió un ¿imaginario? encierro delante de toros bravos y acabó toreando en la plaza portátil con Morante de maestro. Los organizadores del evento junto al torero cigarrero nos contaban que después de dar la vuelta a España organizando acontecimientos similares nunca han visto nada parecido en cuanto a numero e implicación de los asistentes. Prolegómenos que anunciaban el día grande que comenzaba con la procesión del santo y el segundo encierro al estilo de Morante, o sea de La Puebla del Río. Mas de quince mil personas se dieron el cita en el recorrido de apenas 700 metros, Y que tras el canto de encomienda al santo alanceado Sebastíán, comenzó tras un chupinazo que tuvo el honor y honro con si presencia el crador argentino y gran defensor de la fiesta Andrés Calamaro. Todo salió perfecto, los corredores venidos de lejos y los oriundos, ya con un año de experiencia, las reses de Zalduendo corrieron agrupadas, firmes y raudas. Bonitos lances, ceñidas carreras, emoción y riesgo que supo disfrutar la afición entusiasta desde balcones y a nivel de suelo, todos a la llamada del toro, Dicen los cronometadores oficiales que apenas 80 segundos, para muchos un instante eterno.En la plaza portátil, centro estos días de La Puebla, luego vacas, capeas risas, intentos, de toreo serio, de miedos y valores.que alegró la multitudinaria presencia de cigarreros y forasteros.Ya por la tarde, una novillada destinada a los sin caballos, el futuro de la fiesta, donde nos cuentan de mucho sabor y oficio en la faena de Carlos Fernandez al buen quinto y Calerito al complicado tercero,rematada de gran estocada y buenas sensaciones del resto. Morante de la Puebla regaló al final del festejo  un capote de brega al aspirante Carlos Fernández.Siguió la fiesta luego, y cantando el pobre de mi por soleares sigue oliendo a torería nueva de sabores rancios en la Puebla del Río, la torería según Morante

Lo más visto