También en directo
Ahora en vídeo
En La Mañana: La tragedia mexicana, en primera persona

Felipe de la Cruz: "Seguimos buscando con la esperanza de que estén vivos"

La identificación del ADN de uno de los 43 estudiantes mexicanos desaparecidos en el municipio de Iguala, ha reforzado la hipótesis de la Fiscalía de que los jóvenes fueron masacrados por el crimen organizado en complicidad con las autoridades municipales. Felipe de la Cruz, portavoz de las familias de los estudiantes, en La Mañana.
Familiares de los 43 estudiantes piden justicia. REUTERS.

De 

La Fiscalía mexicana confirmaba este domingo que el ADN encontrado en uno de los 17 restos óseos calcinados en un vertedero en el municipio de Cocula corresponde al joven Alexander Mora Venancio, uno de los 43 estudiantes desaparecidos en los hechos violentos del pasado 26 de septiembre.El procurador mexicano, Jesús Murillo Karam, dio a conocer los resultados de los estudios de ADN realizados por la Universidad de Innsbruck, en Austria, y que fueron comparados con los perfiles genéticos de todos los familiares de los jóvenes desaparecidos. La hipótesis de la matanza de los estudiantes fue dada a conocer hace un mes, el 7 de noviembre, por el mismo procurador, el que informó entonces que, según confesiones de tres de los arrestados, los estudiantes fueron secuestrados por policías que los entregaron a miembros del grupo criminal Guerreros Unidos, encargados de asesinarlos y calcinarlos en un vertedero de basura en Cocula. Por su parte, los familiares de los estudiantes desaparecidos han pedido a las autoridades que continuen con la búsqueda de los restantes 42 jóvenes tras la identificación de uno de los estudiantes. Felipe de la Cruz, portavoz de los padres ha subrayado en La Mañana de COPE que "la delincuencia organizada se ha infiltrado en el gobierno mexicano, estamos cansados de la corrupción y esperamos encontrar a los jóvenes". Los familiares no pierden la esperanza. A pesar de las hipótesis  los padres, según transmite el portavoz, continúan luchando "con todo el coraje del mundo y siguen exigiendo justicia. No nos vamos a detener hasta que encontremos a los otros 42 que faltan”.  Se cumplen tres meses de los hechos La noche del 26 de septiembre pasado un grupo de policías locales dispararon contra decenas de alumnos de la Escuela Normal de Ayotzinapa, dedicada a la formación de maestros, por órdenes del entonces alcalde de Iguala, José Luis Abarca, ataques que dejaron seis personas muertas y otras 25 heridas.Además los policías capturaron a 43 jóvenes y los entregaron al cártel Guerreros Unidos, que se encargó de asesinarlos e incinerarlos en un basurero de Cocula para no dejar rastro.En un breve recuento de los hechos, Jesús Murillo ha indicado que hasta ahora suman 80 las personas detenidas, entre estas 44 policías de Iguala y Cocula, mientras que 16 personas están todavía en periodo de búsqueda.Felipe de la Cruz: "Seguimos buscando con la esperanza de que estén vivos"

Lo más visto