También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En La Tarde con Ángel Expósito

Familias sirias esperan en Marruecos para entrar en España

Familias que esperan poder pasar a Ceuta o Melilla y obtener el estatus de refugiado, "quieren entrar a Europa al precio que sea" como le han dicho a la corresponsal de COPE, Bea Mesa.
Fotos Bea Mesa
Fotos Bea Mesa

Es el caso de Aziz y Nasser, dos refugiados sirios en Marruecos, que esperan la tramitación de asilo político en Europa. Quieren cruzar la frontera para alcanzar Europa. Antes, necesitan reunir al resto de sus familiares refugiados en campamentos en Turquía. O este niño huérfano asentado en Marruecos, al que  acompaña una tía. Familias, niños, ancianos huyen del terrorismo del DAESH en su país, del Estado Islámico y sin embargo corren el riesgo de caer en lo mismo tal y como ha advertido la ONU: "el rechazo a refugiados musulmanes puede fomentar terrorismo entre jóvenes"Ese rechazo es "la mejor propaganda" que necesitan los grupos extremistas "para atraer a nuevos seguidores jóvenes hacia el terrorismo", advirtió hoy el alto comisionado de la ONU para los refugiados, Antonio Guterres. "Una Europa que defiende sus valores fundadores de tolerancia y apertura, recibiendo a refugiados de todas las religiones, debilitará los argumentos de grupos extremistas", recalcó el responsable al inaugurar el 66 comité ejecutivo de su organismo. Consideró urgente contrarrestar la islamofobía y reducir el atractivo que las ideologías extremistas pueden tener en los jóvenes en medio de la crisis migratoria que enfrenta Europa.Sesenta millones de personas sufren éxodo por conflictos y persecuciónSesenta millones de personas son actualmente refugiados, solicitantes de asilo o desplazados dentro de sus países debido a conflictos armados y persecución. Conflictos antiguos siguen sin resolverse y quince nuevos han estallado en los últimos cinco años, mientras que el volumen de personas que pudieron ser repatriadas en 2014 -un total de 126.000- fue el más bajo de las últimas tres décadas. Consecuencia del belicismo, el número de personas desplazadas a nivel mundial se cuadruplicó en el periodo 2010-2014, pasando de 11.000 a 42.500 por día, precisó Guterres al inaugurar el 66 comité ejecutivo de su organismo. Sólo la "megacrisis" causada por las interconexiones entre los conflictos de Irak y Siria han empujado al éxodo a quince millones de personas, sin olvidar que los enfrentamientos en África siguen forzando a cientos de miles de personas a abandonar sus hogares. Los últimos datos del ACNUR indican que en los últimos doce meses 500.000 personas huyeron de Sudán del Sur, 190.000 de Burundi y unos 300.000 de Libia. Yemen, por su parte, también se ha convertido en un foco de salida de refugiados, con 1,1 millones de personas que han huido en los últimos doce meses por el conflicto interno en este país. Frente al volumen de refugiados a nivel mundial, las plazas ofrecidas para la reubicación de refugiados representan una mínima fracción de lo que se necesita. Guterres explicó en su discurso que en 2014 se pudo reubicar a 100.000 personas, lo que correspondía al 15 % de lo requerido. En su última comparecencia como alto comisionado ante un comité ejecutivo del ACNUR -cargo que dejará al concluir este año-, Guterres recalcó que para solucionar la actual crisis de refugiados en Europa es fundamental "una relación positiva entre Occidente y los mundos musulmanes". A este respecto, señaló que el rechazo a los refugiados musulmanes a causa de su religión es "la mejor propaganda" que necesitan los grupos extremistas "para atraer a nuevos seguidores jóvenes hacia el terrorismo". Sectores políticos influyentes en varios países europeos han reclamado que sólo se acepte como refugiados a cristianos y que se rechace a los que profesen la fe musulmana. "Una Europa que defiende sus valores fundadores de tolerancia y apertura, recibiendo a refugiados de todas las religiones, debilitará los argumentos de grupos extremistas", recalcó Guterres. Sostuvo que es urgente contrarrestar la islamofobia y reducir el atractivo que las ideologías extremistas pueden tener entre los jóvenes. El alto comisionado dijo que si, por un lado, conmueve la solidaridad de muchos europeos que prestan ayuda y hasta acogen en sus casas a los refugiados que llegan a sus países; por el otro "causan conmoción la hostilidad que aquellos que huyen de la guerra encuentran en lugares donde pensaron que estarían seguros". Familias sirias esperan en Marruecos para entrar en España

Lo más visto