También en directo
Ahora en vídeo

La familia, la gran tarea pendiente

De 

Se ha celebrado estos días en Madrid, con escaso eco mediático, un interesante encuentro del Observatorio de la Familia dedicado a reflexionar sobre el valor del cuidado del hogar, la conciliación entre trabajo y familia y la atención a la infancia. El tema abordado ha revelado las carencias de nuestro país en un sector tan esencial como es la ayuda a la familia y la protección de la maternidad. Coincidiendo con esta reunión, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha anunciado la próxima aprobación de una Ley del Menor junto al esperado Plan de ayuda a la familia, que entrañan la regulación del consentimiento paterno para que las menores de edad puedan abortar, que en eso se ha quedado toda la reforma prevista por su dimitido antecesor. La pretensión del Gobierno es que su proyecto impida los factores económicos, sociológicos y laborales que están detrás de la decisión de muchas mujeres a terminar drásticamente con su embarazo. El problema reside en que, al igual que en la fracasada reforma de la ley del aborto, el Gobierno trata de alcanzar un consenso con una izquierda ligada a la ideología de género y absolutamente miope en todo lo referido a la familia. Si los consensos son necesarios en algunos temas de Estado, en los aspectos sociales existe un claro desencuentro que solo puede resolverse con el apoyo mayoritario del Congreso. En todo caso, el relevo en el ministerio de Sanidad debiera mover al presidente Rajoy a dar un paso adelante y elevar el rango del organismo que se ocupa de la Familia, al menos hasta el nivel de una Secretaría de Estado.

Lo más visto