También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
SOCIEDAD | En el Hospital Carlos III

Fallece Miguel Pajares, el sacerdote español enfermo de ébola

El cadáver de Pajares será "sellado e incinerado" en un crematorio de Villalba (Madrid), sin practicarle la autopsia para evitar la propagación de la enfermedad.
El religioso Miguel Pajares. Juan Ciudad ONGD
El religioso Miguel Pajares. Juan Ciudad ONGD

El religioso Miguel Pajares, de 75 años, ha muerto hoy a las 09:28 horas en el Hospital Carlos III de Madrid a causa del virus del Ébola, enfermedad por la que fue repatriado de Liberia el pasado jueves, a pesar de haber recibido el suero experimental contra la enfermedad.Al cuerpo del primer español y europeo afectado por esta dolencia no se le ha practicado la autopsia, de acuerdo con el protocolo de la Policía Sanitaria Mortuoria de la Comunidad de Madrid, por "la alta carga viral de los fluidos corporales".Tras ser cerrado el sudario del cadáver, el ataúd ha sido sellado con una cinta de zinc, ha salido del centro hospitalario para su posterior incineración, como marca el protocolo.Pajares estaba en "condiciones críticas" y durante las últimas horas había experimentado una "bajada de constantes vitales", según informaron esta mañana fuentes sanitarias, que explicaron que los médicos "probaron alguna medicación en un intento de estabilizarlo", pero dejó de "mostrar actividad".El sacerdote estaba invadido por el virus, que "se lo había comido por todos los lados", ha dicho a Efe una fuente hospitalaria cercana al caso, que ha añadido: "Estaba muy mal e invadido".El paciente tenía el riñón mal, de hecho ya no orinaba, padecía también tifus, sufría problemas cardíacos y "había perdido todas las defensas", con lo cual "la salvación de su vida no era posible".Las mismas fuentes han destacado que, independientemente del mérito médico, es "encomiable el trabajo técnico del personal de enfermería que ha mantenido la higiene del paciente", un factor fundamental para evitar cualquier propagación de la enfermedad.Las cenizas del religioso, el cuarto fallecido que trabajaba en el Hospital San José de Monrovia (Liberia), podrían ser enterradas en el panteón de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, tal y como han señalado miembros de la familia del fallecido, en concreto sus hermanos Emilio, Feliciano y Gregorio, y su sobrino Javier.La familia está "muy apenada" porque tenía esperanzas de recuperación después de la estabilidad del enfermo durante los últimos días, y el Ayuntamiento toledano de La Iglesuela ha decretado tres días de luto oficial.Por su lado, la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios (OHSJD), a la que pertenecía el sacerdote, ha agradecido las muestras de apoyo recibidas desde que se conoció que el religioso estaba infectado."Hemos recibido con dolor la noticia del fallecimiento del hermano Pajares en el Hospital Carlos III; el hermano Miguel ha dedicado toda su vida al servicio de los demás y de manera especial a África", ha asegurado el portavoz de la orden, José María Viadero.

Lo más visto