También en directo
Ahora en vídeo
TOROS | Corpus de Sevilla

La excelencia de Pepe Moral

Pepe Moral ha cortado dos orejas y ha dado una vuelta al ruedo este jueves en Sevilla tras mostrar la excelencia de su toreo con un buen toro del Conde de la Maza. Antonio Nazaré fue ovacionado en ambos. Agustín de Espartinas fue silenciado en sus dos toros.
Pepe Moral en su salida a hombros por la puerta...

De 

No deja de tener su punto el contemplar la embestida encastada de un buen toro y el regusto de quien encontró la manera ideal de expresar su concepto con la exigente acometida del sobrero del Conde de la Maza. Pepe Moral sorprendió con su toreo de mano izquierda. Con el natural puso de relieve su sentido del temple, la pureza del trazo, la inspirada ligazón. El notable toreo del palaciego llegó con el sexto de manera contundente. Sus formas, frescas y seguras, quedaron mostradas en los muletazos zurdos que integraron una serie de naturales largos, profundos, de templada ejecución y rematados con fenomenales pases de pecho. Una lidia que caló en la gente de manera contundente. Hubo mucha  verdad  para emocionar con  tan esplendida faena. Excelencia también en el pase diestro. Seguro, confiado, y pisando el sitio exigido, construyó con talento un trasteo en el que mostró su personalidad bien definida. Y con el que dio sorprendente solución a una lidia convincente y emotiva. Moral manejó el capote con templanza y prologó con admirable toreo diestro una obra de trazos impecables. Mano baja, tela adelantada en los cites, muletazos largos y ligados, y una espada firme que le sirvió para concluir con broche de oro una faena de dos orejas.La historia, triste de estos toreros es tal real como la vida misma. Sueñan su toreo en las noches en vela de pesadillas inacabables sin atisbar el milagro de la oportunidad  para mostrarlo. Pepe Moral lo tenía guardado durante años, seguro de sí mismo, a la espera de que una embestida le siguiera la tela  para llevarla con mando imantada hasta el infinito. Hoy su toreo se hizo presente. Con el sobrero condeso y con el noble y flojo tercero de Montealto. Con éste ya mostró su despacioso trazo y su calidad expresiva en dos series diestras de alto contenido. Una lástima que se quedará sin toro y sin poder elevar la intensidad de una faena de comprobada calidad.Antonio Nazaré reapareció tras su lesión de rodilla producida en Las Ventas de Madrid. Quizá aun renqueante se esforzó por conseguir su objetivo. Y a punto estuvo de lograrlo con el sobrero de Cayetano Muñoz lidiado en segundo lugar. Un toro noble, con buen pitón derecho, al que el sevillano le supo sacar dos tandas diestras de notable calidad. Pero fue en el intento al natural cuando la lidia perdió interés. Se paró el toro y se malogró una faena que quedó sólo en un inconcluso toreo a derecha. Con el complicado quinto no hubo más que su enorme voluntad. La sosería de las embestidas del descastado primero sólo le permitió a Agustín de Espartinas  mostrar sus ganas de agradar. El trasteo transcurrió entre querer y no poder dar más de dos muletazos seguidos. Tampoco con el rajado cuarto de Montealto pudo trazar un solo muletazo limpio. A ambos toros los finiquitó de estocada. . FICHA DEL FESTEJO Sevilla, jueves 19 de junio de 2014. Festividad del Corpus. Un tercio de plaza. Toros de Montealto, 3ª y 4ª, nobles flojos y rajado; tres de Cayetano Muñoz, 1º, 2º lidiado como sobrero y 5º, nobles; y uno del Conde de la Maza, lidiado como sobrero en 6º lugar, encastado. Mejores segundo y sexto.   Agustín de Espartinas, silencio y silencio. Antonio Nazaré, ovación tras aviso y ovación. Pepe Moral, vuelta al ruedo y dos orejas.

Lo más visto