También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Pesquero naufragado en Senegal

"Estuvimos a la deriva tres días, hasta que vino el barco argentino"

Su relato pone los pelos de punta. El barco se fue a pique en solo minutos. Fernando se agarró a la quilla y después fue nadando hasta la balsa salvavidas donde estuvo tres duros días a la deriva
Fernado Argibay, jefe de máquinas del pesquero Senefand. EFE
Fernado Argibay, jefe de máquinas del pesquero Senefand. EFE

Fernando Argibay, jefe de máquinas del Senefand 1, el pesquero que naufragó al sur de Dakar, ha relatado este martes y a su llegada al aeropuerto de Santiago los duros días a la deriva junto a algunos compañeros y también que "las últimas bengalas fueron las que nos salvaron la vida".

A su llegada a la capital gallega, al aeródromo de Lavacolla, Argibay, natural de Moaña (Pontevedra), ha narrado cómo vio desaparecer el barco bajo las aguas mientras algunos de sus compañeros no pudieron salvarse, entre ellos el capitán, el marinense José Vicente Pazos, que no se movió del puente de mando mientras la embarcación zozobraba, y el engrasador del barco, el senegalés Sergio, que no consiguió llegar a la barca.

Este marinero superviviente ha comenzado su relato recordando que el "día 8 de febrero a las nueve, el patrón Vicente, que no puede estar con nosotros porque fue una de las pérdidas que lamentamos", les comentó que tenían que virar el barco, que contenía un saco que se veía que "venía cargado".

Esa carga, excesiva en "pescado y basura", ha admitido, fue la posible causa del naufragio.

"Todo iba bien y comenzamos a meter el lanteón, pero entonces el barco comenzó a zozobrar. Nos dimos cuenta enseguida", contó, y tras ello decidió bajar las escaleras al tiempo que dos de sus compañeros le hicieron la apreciación de que "había mucha agua en el parque de pesca" y salieron para arriba "pitando".

"Metí la cabeza por la puerta del parque de pesca y el agua estaba muy alta, entraba por la puerta de popa", ha indicado a la prensa este martes Fernando Argibay.

Llamó entonces al engrasador, Sergio, y le dijo que subiese, y, tras ello, llamó también al capitán José Vicente Pazos, que se había metido en el puente de mando del barco.

"Chillé por él, Vicente, Vicente, y el barco continuaba zozobrando".

Mientras el barco volcaba tuvieron que "agarrarse a la barandilla, después al cintón, a la quilla de balance y finalmente a la quilla porque el barco dio la vuelta", ha contado con los tecnicismos del sector.

"Había unos compañeros abriendo las balsas, una de ellas abrió al revés y, al ponerla derecha, se le quitó la lona del tejado", por lo que pidieron que se acercaran al barco, lo que les resultó imposible.

"Con la corriente que había era imposible, no se movían", por lo que "les dije aquí hay que nadar, amigo; no llegan, hay que echarse al mar y dar el todo por el todo para llegar a las balsas sea como sea".

Cuando Argibay se lanzó al agua, el barco se hundió completamente y él llamó por su compañero Sergio, el único que tenía el chaleco salvavidas, pero no contestó"; "llamamos por él un par de veces pero ya nada", ha explicitado.

"Nosotros estuvimos a la deriva tres días, hasta que vino el barco argentino", el que los rescató y los llevó a tierra.

"Estuvimos lanzando bengalas a los mercantes que pasaban, comiendo galletas y bolsitas de agua... víveres teníamos", ha rememorado.

El jefe de máquinas ha recordado así ante la prensa en el aeropuerto los días más complicados de su vida, los cuales le han hecho replantearse el no volver a su trabajo.

"Voy a pensar mucho el volver al mar, físicamente estamos bien, moralmente decaídos", ha confesado.

El moañés ha agradecido sus gestos a las empresas armadoras, "que dejaron sus barcos para que nos buscaran", y a las "autoridades españolas y senegalesas que tuvieron un correcto comportamiento", así como a la empresa para la que trabaja que "siempre estuvo a nuestro lado".

También ha reclamado que, tras esta declaración, se "respete mi intimidad y la de mi familia".

Fernado Argibay, jefe de máquinas del pesquero Senefand,que naufragó fente a las costas de Senegal

Lo más visto