También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Línea Editorial 04/01/2013

Esquizofrénica "memoria histórica"

El 2 de enero de 1492, las tropas cristianas vencían la resistencia de Granada, último reducto musulmán. El día 6, los Reyes Católicos entraban victoriosos en la Alhambra. Toda Europa celebró esta victoria. Para España, fue un paso crucial en su unidad política y el preludio de la gran gesta americana. Se comprende que Granada conmemore la efeméride. Lo incomprensible es la visceral hostilidad de la izquierda en los últimos años. Desde la Junta de Andalucía se ha calificado de «inapropiada» la celebración de la Toma, con argumentos que no resisten el mínimo análisis histórico. La España de los Reyes Católicos fue, de hecho, la primera potencia en la historia que reconoció, incluso en sus enemigos, unos derechos inalienables, simplemente por su condición de seres humanos, y si finalmente se produjo la expulsión de los moriscos fue por los violentos motines que protagonizó esta población. Pero sobre todo contrasta esta hipersensibilidad histórica del PSOE en Granada, con su deseo de «pasar página» en el País Vasco y llegar a acuerdos con los sucesores de ETA-Batasuna. El secretario general del Partido en Álava ha sido el último en defender un pacto con quienes enaltecen a los terroristas, y califica este entendimiento entre fuerzas «progresistas» como «lo razonable». El PSOE se ha convertido en un confuso conglomerado dispuesto a pactar con los radicales y sin embargo tiene alergia a cualquier exaltación de la historia de España.